Inicio
Indice del artículo
Caninos
Artritis
Displacia de cadera
Epilepsia
Parvovirus
Hipocalcemia puerperal
Problemas de micción
Gastritis
Sordera
Tos
Epífora
Tumor venéreo transmisible
Diabetes Mellitus
Problemas de piel
Parásitos
Todas las páginas

Epífora

La epífora es un hallazgo frecuente en razas como el caniche (french poodle) y gatos persa. El origen está relacionado con un problema en el drenaje de la lágrima hacia la nariz.
Los conductos lagrimales, los párpados o infecciones secundarias por cuerpos extraños o pestañas en mala posición son la causa mas frecuente de este problema.
Las razas de perros miniaturas y gatos persas tienen los ojos más prominentes, lo que provoca un estiramiento del párpado o párpado invertido (entropión del canto medio) y puede bloquear el sistema de drenaje hacia la nariz. Algunos animales nacen con un sistema de drenaje anormal que puede, o no, ser quirúrgicamente solucionado.
El problema puede aparentar ser solamente estético pero en realidad es un problema de salud ya que la piel sufre irritación y laceraciones.
Cada caso deberá evaluarse de manera individual, si el problema es de los párpados es importante esperar a la madurez del paciente para realizar la cirugía. Si el problema es de los conductos se podrá practicar la operación dependiendo de la causa a criterio del veterinario, mientras que si el problema es de cuerpos extraños o pestañas en mala posición deberá ser operado de inmediato, ya que podría iniciar un lesión más severa en el ojo.
Si la anomalía radica en la inexistencia (agenesia) del conducto lagrimal inferior la única solución en la creación de una fístula entre el saco conjuntival inferior y la nariz (conjuntivorrinostomía) o entre ésta y la boca (conjuntivobucostomía).
La epifora produce una dermatitis en el canto nasal por la humedad continuada en esta zona. Esta dermatitis puede ser muy grave, causando grandes molestias al paciente
Normalmente, se producen constantemente lágrimas que drenan hacia afuera a través de pequeños conductos en los párpados, estos conductos se vacían en la nariz. (por eso sale líquido acuoso por la nariz cuando se llora). En los animales cuando los conductos están bloqueados, las lágrimas corren hacia abajo, estas lagrimas se oxidan y provocan esa mancha café que, al agregarse la irritación y las bacterias, causan infección, mal olor, comezón y mal aspecto.

Laceración de la piel secundaria a epifora

Estas patologías son dolorosas y tienen que ser tratadas inmediatamente por el Médico Veterinario.
Colocación de tubo de silicón para el tratamiento
Debes acudir al veterinario para una evaluación del paciente y así llevar un tratamiento apropiado. Considera, como propietario responsable, que tu mascota se siente con una molestia contínua que puede tener consecuencias que van más allá que las del aspecto físico.


babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV