Inicio > Embarazo > Flujo vaginal en el embarazo

flujo vaginal en embarazoFlujo vaginal durante el embarazo

Muchas mujeres advierten un aumento de flujo durante el embarazo, lo que se debe a los cambios hormonales que el cuerpo presenta. La cantidad irá variando a lo largo del período de gestación al igual que su apariencia.

Experto: Daniel Pedraza, ginecólogo-obstetra,
Unidad Medicina Materna y Fetal de la Clínica Alemana

Además de la alegría inexplicable que implica estar embarazada, las mujeres debemos estar conscientes que experimentaremos una serie de cambios a nivel físico, sicológico y emocional, uno de los cuales es la mayor presencia de flujo vaginal, situación ante lo que surgen una serie de dudas. Es por ello que consultamos con un profesional capaz de aclararnos algunos puntos que son necesarios conocer.

¿Es común que el flujo vaginal varíe durante el embarazo?

Es normal que aumente la cantidad del flujo vaginal, pero se mantiene de un aspecto mucoso y sin provocar molestias a la madre. Este flujo normal, es favorecido por el aumento de niveles hormonales y por congestión de la mucosa durante el embarazo.

¿Puede perjudicar a la madre o al bebé?

En el embarazo normalmente existe flujo fisiológico, que no provoca problemas para la madre o su bebé. Sin embargo, también puede aparecer flujo con características anormales (flujo vaginal patológico), que habitualmente se debe a infecciones vaginales. Este flujo patológico, puede provocar molestias a la madre, de intensidad variable, como picazón, irritación, ardor, entre otras. En ocasiones puede a través de la inflamación que genera, provocar un parto prematuro o eventualmente rotura prematura de la membrana amniótica, exponiendo así al bebé a los riesgos y dificultades propias del nacimiento prematuro.

¿Es recomendable usar protectores diarios?

Los protectores diarios son ampliamente utilizados por las pacientes, sin embargo, no son recomendables, en especial en aquellas pacientes que generan irritación persistente.

¿Cuál es el color normal que el flujo debe tener?

El aspecto normal del flujo es de tipo mucoso, blanquecino, algo más denso durante el 2do y 3er trimestre del embarazo.

¿Cuándo debemos asistir al médico? ¿Qué síntomas son alarmantes?

La mujer debiera acudir al control médico cuando el flujo vaginal cambia respecto a lo habitual, es decir, cambia su aspecto, color, cantidad, o se asocia a molestias como picazón, irritación, ardor, dolor o mayor sensibilidad durante las relaciones sexuales.

¿Qué recomendaciones debemos tomar en cuenta?

En el embarazo puede haber un flujo más abundante de lo habitual, lo que es normal. Sin embargo, si la paciente percibe cambios en él, en su aspecto o molestias asociadas, sospechando una infección vaginal, es importante que se controle con su ginecólogo-obstetra quien evaluará el flujo presente para su manejo adecuado y oportuno. No se recomienda la automedicación, y tampoco usar tratamientos que sirvieron para otras situaciones.

¿En qué se diferencia el flujo vaginal del tapón mucoso?

Durante el tercer trimestre, generalmente hacia el fin, es posible perder el tapón mucoso, el cual bloquea el útero para que no entren bacterias perjudiciales y que corresponde a una secreción generalmente de aspecto mucoídeo-sanguinolento (color rojo oscuro o rosado habitualmente). No es patológico y se puede observar comúnmente asociado a horas o días previos al parto. Por lo general se confunde frecuentemente con un sangrado en el embarazo, que con flujo vaginal patológico.

Algunos consejos para tomar en cuenta

  • Usar sólo algodón o ropa interior natural de fibra. Las prendas sintéticas pueden irritar.
  • No utilizar papel higiénico perfumado ni geles de baño, pues las sustancias químicas en los perfumes pueden causar una infección.
  • Lava la ropa interior con jabón de lavar neutro, en lugar de detergente común.

 

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV