Mitos sobre la dentición infantil

mitos sobre la dentición infantil

La salida de los dientes puede ser una etapa frustrante tanto para el bebé, y aunque la dentición puede iniciar a partir del tercer mes en algunos casos, lo que es probable es que el primer dientecito del pequeño comience a brotarse entre los cuatro y siete meses.

Muchos son los mitos que giran alrededor de la dentición infantil:

  • Salivación excesiva
  • Rechazo a la comida
  • Irritabilidad
  • Llevarse objetos a la boca
  • Incomodidad al dormir

Sin embargo, aunque los niños de pequeños pasan por todo esto, no necesariamente es indicio de la salida de los dientes, aunque la creencia popular lo dictamine así, un malestar en el bebé, está rodeado de falsas «verdades». Es importante que los padres sepan que el babeo, la fiebre, inapetencia, irritabilidad, diarrea o infecciones respiratorias no siempre son consecuencias directas de la dentición.

Falsos mitos sobre la dentición

Especialistas han indicado que por lo menos el 35% de los bebés no presenta ningún tipo de síntomas durante el período de la dentición, por eso, para minimizar las dudas sobre la aparición de los primeros dientes, te contamos sobre los mitos que giran entorno a este tema.

  • Babeo o salivación excesiva:

Como se ha dicho que los primeros dientes comienzan a aparecer entre los cuatro y siete meses, período en la que el bebé comienza con la ingesta de otros alimentos además de la leche, por lo que el incremento de saliva se puede deber a que las glándulas aceleran su funcionamiento para la administración de sólidos.

  • Fiebre

Aunque la aparición de los dientes puede incrementar el aumento de temperatura corporal en el bebé, la dentición no tiene por qué causar fiebre, si sientes que el pequeño está un poco caliente, puede ser por la inflamación de las encías, lo que hará que su sistema inmunitario esté un poco debilitado y genere la presencia de otra enfermedad que sí provoque la fiebre.

  • Mocos

Para nada los mocos deben atribuirse a la dentición, si este síntoma se hace frecuente, excesivo y viene acompañado de fiebre, es importante consultar con el pediatra.

  • Diarrea

La dentición por ningún motivo genera colitis o deposiciones blandas y constantes, si esto llegara a pasar, debes consultar con el pediatra y descartar gastroenteritis.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Gingivitis en el embarazo: sensibilidad y dolor de nuestras encías