Cómo controlar el peso en el embarazo

peso embarazo

Aunque la alimentación en el embarazo es importante, no es cierto que debes comer por dos. Cuidar tu peso es importante, ya que te permitirá recuperar tu figura más rápidamente.

Experto: Gladys Valdés, nutricionista de Clínica Dávila

Es importante que durante el embarazo seas consciente no sólo de lo que comes, sino de la cantidad de alimentos que ingieres, de tener una nutrición adecuada y de seguir una buena rutina de ejercicios.

En el caso de las mujeres que comen en exceso por cuadros de ansiedad, la nutricionista de Clínica Dávila, Gladys Valdés explica que “en esta etapa no se debe ingerir fármacos para la ansiedad y lo que se debe hacer es recibir alimentos cada 3 ó 4 horas y así evitar los deseos de comer a cada rato. El número de comidas diarias debe ser de 4 + 2 colaciones saludables”.

Por eso, Facemamá tiene una serie de consejos para evitar el exceso de peso durante la gestación.

Desayuna bien

Saltarse comidas contribuye a comer en exceso durante el día, y puede que te sientas mareada alrededor del medio día. Además, después de dormir de seis a ocho horas por noche, sin comer, tu bebé necesita las calorías que puedes consumir a principios del día. Hay una teoría que dice que las mujeres embarazadas deben despertarse en la noche para comer. Y aunque esto no sea necesario, sí es recomendable ingerir un desayuno nutritivo y balanceado.

Planifica tu alimentación

Piensa en lo que comerás a lo largo de la mañana, planificando tus comidas para que sean ricas en nutrientes. Tomar un desayuno saludable, que lleve frutas y galletas integrales evitara la ansiedad durante el día.

Elije alimentos bajos en grasa, azucares y altos en fibra

Cuidado con las frutas en conserva, no consumir en exceso por el alto contenido de azúcar que tiene el almíbar de estos productos.

Si decides comer algo con un alto contenido en azúcar, también trata de comer algo nutritivo, por ejemplo, un vaso de leche. Esto puede ayudar a prevenir un aumento del azúcar en la sangre, que a menudo estimula un almacenamiento de grasa. Además, es muy común sentir hambre 20 minutos después de comer un alimento con azúcar, porque el azúcar estimula la producción de insulina. La fibra tiende a dar una sensación de estar satisfecho ayudando a evitar el exceso de grasas.

Asa a la parrilla, al horno o al vapor tus alimentos

Preferir alimentos asados, a la parilla, al horno o a la plancha, son más sanos. Incluso cuando vayas a un restaurante, pregunta cómo se prepara la comida. La mayoría de los restaurantes tendrá en cuenta tus necesidades dietéticas.

Controla las comidas

Anda de compras con alimentos ya ingeridos, es decir con tu estómago satisfecho. Haz una lista de compras para resistir la compra impulsiva de dulces y golosinas. Come antes de ir a una fiesta o a una reunión social y mantente sin hambre hasta llegar, así existirán menos posibilidades de caer en la tentación de comer algo que no quieres.

Si vas al cine lleva frutas

Cualquier cosa que compres en el cine es probablemente alto en grasas y azúcares por eso planea con anticipación lo que comerás y ahorraras incluso dinero.

Bebe al menos 8 vasos de agua al día

La deshidratación a menudo es malinterpretada como hambre. Si estas comiendo todos tus nutrientes y todavía tienes hambre, puede que tengas que tomar más agua.

Evita a las personas que te inducen a comer en exceso

A la gente le encanta animar a las mujeres embarazadas a comer todo lo que ellas quieren, pero que saben que no deben comer. Es la naturaleza humana. No comas para complacer a nadie, puedes ser cortés y simplemente decir “¡Gracias, pero no!”.

Come con atención saboreando cada bocado

Los estudios demuestran que, cuando una persona come con otras personas, hay una tendencia a comer más o menos 750 calorías más que cuando comen solos. Los investigadores atribuyen esto a comer sin pensar en lo que se está comiendo. Intenta la siguiente dinámica al comer: toma un bocado de comida y mastica 50 veces antes de tragar.

Observa cómo el sabor de la comida te hace sentir satisfecha con una sola mordida. Quien consume sus alimentos de manera más lenta, menos alimentos necesita consumir y disfruta más de sus comidas.


monitorización fetal
Te puede interesar:

¿Qué es y para que sirve la monitorización fetal?