Si el Príncipe Harry se derrite con Baby Sussex, tú lo harás con él cuando descubras cómo le llama

¡Ay, qué mono y qué bien le está sentando la paternidad!

Hay dos momentos en nuestra relación con el Príncipe Harry que no olvidaremos nunca. El primero, cuando el pasado 6 de mayo compareció delante de los medios de comunicación para contarle al mundo que por fin había nacido su hijo y que tanto él como su mujer Meghan Markle estaban fenomenal. Algo nervioso, el nieto de la Reina Isabel II estaba radiante, y como todos los padres, flotaba de felicidad. El segundo gran momento fue dos días después, cuando esta vez sí, acompañado por su familia, posaron los tres juntos enseñando la carita del bebé y de nuevo, derrochando amor con sus miradas, palabras y sonrisas. Si ambas veces sentimos a Archie Mountbatten-Windsor como si fuera nuestro sobrino, cuando descubras cómo se refirió a él públicamente su padre hace apenas un par de días, morirás, de nuevo, de amor.

principe Harry

El Príncipe Harry siempre nos ha caído bien y es el típico amigo que todos querríamos tener. Es simpático, cero estirado aun siendo el más escurridizo con la prensa desde que era pequeño y sabe cómo ganarse a su público con ciertos gestos muy humanos y a veces muy poco royals. Con su paternidad recién estrenada, todo esto ha ido más, y a la vez que su popularidad crece, sus ganas de extremar la privacidad de su familia también lo hacen. Sin embargo, no referirse a su bebé cada vez que tiene ocasión es imposible.

Hace un par de días, el Príncipe Harry viajó hasta Oxford (sí, saltándose su baja de paternidad) para visitar un hospital infantil, y una vez más, salieron corazones de su boca cuando uno de los niños a los que fue a ver le regaló un globo con forma de perrito para Archie.

Príncipe Harry y Meghan Markle

«Esto es para tu bebé», le dijo el niño a su nuevo mejor amigo Harry. «¡Me encanta!», le contestó añadiento: «¿Estás seguro de que quieres dármelo? ¿No quieres quedártelo? «. » No, no lo quiero», le respondió el niño al Príncipe, el cual, monísimo como siempre, le dijo: «Es muy dulce por tu parte, muchas gracias. Me aseguraré de darle esto a mi pequeñín, se llama Archie, y probablemente lo explotará porque eso es lo que hacen los niños», le contestó con cierta guasa a su colega.

Según ha publicado la prensa internacional, al terminar la visita, el Príncipe Harry aseguró que ya no podría vivir sin su bebé y que se estaba acostumbando a la manera en la que Archie estaba afianzando su familia. ¿No os parece monísimo?


Te puede interesar:

Así se ve Mila Kunis a cuatro meses de haber dado a luz