Enfermeras cometen grave error con una mamá que recién daba a luz y ahora ella demanda al hospital

Una madre de Nueva Jersey dio a conocer su historia acerca de cómo una enfermera le dio un bebé que no era el suyo para amamantar por primera vez.

Según informa Daily Mail, Melissa Richman, dio a luz una rozagante bebé en el Hospital Valley en Ridgewood, Nueva Jersey. El parto venía algo complicado y tuvieron que realizarle una cesárea, la cual duró unas tres horas. Luego de salir de la operación, Melissa estaba ansiosa por recibir a su hija en brazos, conocer su rostro y amamantarla por primera vez. Pero ésto no sucedió tan pronto como ella esperaba.

Una terrible equivocación

Eran las 4.30 de la mañana cuando Melissa recibió la visita de la enfermera que le traía su bebé para que alimentara por primera vez. Ese primer momento es algo grandioso, y es un momento clave para la conexión entre la madre y el bebé. Los expertos dicen que es durante la primera hora de vida del recién nacido que ese primer contacto debe darse. Sin embargo, por un grave error del equipo sanitario del Hospital, ese primer contacto tomó demasiado tiempo.

Melissa estaba amamantando a quien ella pensaba que era su hija, cuando la enfermera entró de repente y le dijo «Ha habido un terrible error. Ése no es tu bebé», según NBC. La madre quedó en shock, pues no podía entender cómo se habían equivocado de niño. Además, hacía veinte minutos que Melissa estaba alimentando a un hijo que no era suyo, privando así a su propia hija del calostro, la primera leche que es tan espesa y rica en nutrientes, y tan necesaria para la nutrición del recién nacido.

Cuando por fin trajeron a su verdadera hija, la bebé no quería tomar, ya que había sido alimentada a biberón. Además, cuando retiraron a la bebé equivocada y pusieron a su verdadera hija sobre su pecho, Melissa notó que no limpiaron su pecho, y su hija tuvo contacto con la saliva de la bebé que había estado amamantando. «Inmediatamente pusieron a mi hija sobre mí, y no me limpiaron, así que empecé a preocuparme por la saliva del otro bebé.», dijo Melissa según Life Daily. Luego, tuvo que pasar por una serie de pruebas para asegurarse de que ninguna infección hubiese sido transmitida.

Un enojo justificado

Melissa se mostró enojada cuando diversos medios de comunicación la entrevistaron, puesto que los primeros momentos junto a su hija le fueron quitados. Ahora, ella y su marido iniciaron una demanda legal donde reclaman un resarcimiento por el daño ocasionado, puntualmente que se privó a su hija recién nacida del calostro, la leche rica en nutrientes producida en las horas inmediatamente posteriores al parto.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Anestesia epidural puede tener efectos negativos en los recién nacidos