Por estos días, la modelo española ha recibido muchas críticas en redes sociales, pues son varios los usuarios que no ven con buenos ojos su nueva relación amorosa.

Recordemos que Wilma González confirmó hace poco que había comenzado un romance con un hombre bastante menor, pues tienen 12 años de diferencia. Pero ella les resta importancia a los comentarios negativos y ha usado Instagram para gritar a los cuatro vientos que está feliz y enamorada de su galán Nicolás Seguel.

Sin embargo, ha habido otros mensajes que sí han molestado profundamente a la ex chica reality, y tienen relación con su hijo Noah.

Así lo dio a entender la propia Wilma en una de sus publicaciones más recientes, donde redactó: “Con esta foto de mi mini modelo favorito, que muchas personas no merecen ver por cierto… quiero dejar en claro algo. El Instagram es de adultos y a los niños se les cuida y se trata de no exponerlos tanto, y más en un medio donde hay mucha gente mala. Duele ¡sí! porque además cuando nos sentimos orgullosos de un hijo, por ejemplo, nos gusta gritarlo a los cuatro vientos y lamentablemente en mi caso prefiero cuidarlo a él. Instagram es un medio en el que se trabaja con marcas y demás, es parte de mi trabajo y mis publicaciones de eventos o cosas que yo simplemente quiera publicar. Noah es pequeño y de grande ya decidirá por él mismo”.

La chica fitness recalcó que su retoño vive con ella, y que es ella quien se esfuerza día a día trabajando y estudiando por darle un  mejor futuro. “Nadie me banca en lo económico, así que a esas mujeres y algunos hombres que tienen la mente podrida les diré: no ataquen a una madre con un hijo porque vean que el padre publica todo en Instagram. Tenemos puntos de vista distintos con Gonzalo respecto a la exposición de Noah (cosa que cambiará porque yo me opongo). El hijo lo tuve yo, lo traje a Chile yo y gracias a mí se generó ese amor entre Noah y Gonzalo, amor que respeto y valoro por encima de todo”, explicó.

La ex conejita Playboy aclaró de paso que ella siempre ha defendido la imagen de su ex pareja como padre de Noah, pero también se cansó del machismo escondido tras las críticas que le hacen a su rol de madre, ya que ella tiene “los ovarios bien puestos”.

Los comentarios hacen referencia a que ella en redes sociales comparte su trabajo, sesiones de fotos, productos de los que es embajadora y también algunas fotos con su pareja, pero evita exponer demasiado a su hijo. Esto a diferencia de Gonzalo Egas, quien constantemente sube a Facebook e Instagram videos con actividades que hace con el niño, o sus reacciones al probar la comida que él le prepara.

“Amo a este país, por eso me quedé. Ya lo siento parte de mí, pero hace algo más de un año, en donde mi economía era prácticamente nula, casi tomo la decisión de irme y no lo hice por el amor de ellos dos. Seguí peleando como lo sigo haciendo… A Noah nadie se lo ha entregado a Gonzalo, Gonzalo está con él algunos días como cualquier pareja de separados, y conmigo vive y lo tengo los días que no está con Gonzalo. Punto y final”, concluyó una molesta española.