Por qué no debes subir las fotos de tus hijos a Facebook

facebook
 No ocurre sólo en Facebook, sino también en el resto de redes sociales, donde la mayoría de los usuarios se registran aceptando unas condiciones del servicio y política de privacidad que nunca han leído. El problema es que estas condiciones requieren una lectura, porque si las conociéramos es muy probable que abandonásemos ciertas prácticas como, por ejemplo, ‘colgar’ fotografías de nuestros hijos.
 Tus fotos no van a desaparecer de Internet aunque canceles tu cuenta en Facebook

La política de privacidad de Facebook advierte de que «incluso tras haber eliminado la información de tu perfil o haber borrado tu cuenta, es posible que alguna copia de dicha información permanezca visible en algún otro lugar». Y advierten de esto porque todas aquellas fotografías que etiquetes como «públicas» pueden ser indexadas por motores de búsqueda, luego dejarán de estar disponibles únicamente en la red social de Mark Zuckerberg.

Por otra parte, Facebook trata de evitar el robo de identidad y determinadas conductas inadecuadas haciendo copias de seguridad de la información de todos los perfiles eliminados durante un tiempo máximo de 90 días. Es decir, que aunque cierres tu perfil la información se mantendrá en los servidores de Facebook hasta un mes y medio más tarde, como máximo.

Tus fotos de Facebook no son solamente tuyas, según sus condiciones de servicio

El registro en la red social Facebook supone aceptar la concesión de una licencia «no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de regalías y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook». Es decir, que entregamos todos estos ‘derechos’ sin beneficio económico o material de algún tipo, y además «finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta», a no ser que «el contenido se compartiera con terceros y no lo hayan eliminado».

El punto clave está en la configuración del perfil y las publicaciones en el tablón, que en caso de ser etiquetadas como públicas, supone que «permites que todos, incluidas las personas que son ajenas a Facebook, accedan a dicha información, la utilicen y la asocien a ti»


Te puede interesar:

La desgarradora carta de un niño víctima de bullying que recorre Internet. Lo llamaban “huacho”