Pelear frente a los hijos ¿terrible?

¿Qué padre de familia no ha discutido alguna vez? No hay familias perfectas. Es natural que existan desacuerdos en la relación de pareja, pues la convivencia no siempre resulta fácil y cada integrante puede pensar de manera diferente.

Dentro de todo hogar lo ideal sería mantener siempre la armonía, pero esto no es tan fácil. Y aunque muchas veces se intentan controlar para no herir a los hijos, en algunas ocasiones son incapaces de detener el impulso y cometen el error de discutir con gritos y palabras ofensivas en presencia de los hijos.

Pero, ¿sabes qué siente un niño cuando papá y mamá discuten? La mayoría de los niños se preocupan cuando sus padres discuten. Aunque no te des cuenta, los niños se preocupan hasta cuando sus padres —por algún desacuerdo— se dejan de hablar. Si eres es de las personas que por lo general discute con su pareja frente a los niños, probablemente no te has percatado del daño emocional y psicológico que le estás causando al niño y también al adolescente.

Referente a esta terrible situación, un estudio reveló que las peleas y discusiones de los padres de familia afectan el cerebro y el desarrollo de los niños. La investigación publicada en la revista Journal of Family Psichology afirma que los pequeños que viven en hogares conflictivos, en donde ambos padres pelean constantemente, tienden a procesar las emociones de forma diferente a los niños que viven en hogares menos conflictivos.

Otro estudio publicado en la revista Child Development encontró que las peleas, los gritos y las discusiones provocan estrés en los niños.

Javier Gómez, abogado, psicólogo y especialista en derecho de familia, insiste en que a muchas personas se les olvida que el consejo sano para una pareja es nunca discutan en frente de los hijos porque los niños no deben formar parte de ese tipo de discusiones. Asegura que los gritos y las palabras de enfado que utilizan papá y mamá en sus discusiones pueden entristecer, preocupar o asustar a los hijos. “Es muy dañino para los niños escuchar a sus padres peleando. Para muchos niños sus padres son como sus héroes, son como las personas perfectas.

El menor todavía no tiene un criterio propio para darse cuenta de que sus padres son seres humanos y se pueden equivocar. Sin duda, los padres son para los hijos la máxima referencia de lo que está bien y mal”

Fuente: panamaamerica.com.pa


Dientes
Te puede interesar:

El cuidado de los dientes desde niños asegura un futuro dental saludable