Cómo tu papá afecta tus relaciones con los hombres

Experta revela la importancia de este vínculo en la niñez y sus repercusiones en la adolescencia y adultez. Es crucial para tus relaciones amorosas.

Las mujeres somos especiales y una de las cosas que más nos preocupa es nuestra relación de pareja. Mucho recordamos lo que nuestra mamá vivió, la relación de ella con nuestro padre, cómo la trató, pero también está la influencia de la figura paterna en nosotras. En esta ocasión, hablaremos de cómo tu papá afecta tus relaciones con los hombres.

¿Qué impacto tiene esta figura en tus decisiones? Hablamos de varios aspectos como la calidad de nuestras relaciones amorosas, las decisiones de nuestra sexualidad, e incluso qué relación tiene con nuestro futuro en el amor, ¿divorcio? ¿paz? ¿amor verdadero?

Linda Nielsen, experta en relaciones familiares, señala que hay buenas noticias. Las hijas que crecen con padres presentes, que les apoyan, que les muestran amor, que se comunican realmente, tienden a desarrollar excelentes vidas románticas.

Adolescencia

En este capítulo de la vida femenina, las mujeres que tuvieron un buen padre (o figura paterna), tienen menos probabilidades de iniciar su vida sexual a edad temprana, incluso reducen la cantidad de sus parejas sexuales, por lo que hay menos probabilidades de embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Adultez

En los primeros años de la adultez, las mujeres que tuvieron una buena relación con su padre gozan de gran seguridad, lo que les permite no aceptar conductas sexuales que les incomode.

Otro aspecto positivo es que tienen menos probabilidades de tener relaciones sexuales con hombres que conocen pocos y también, menos probabilidades de tener sexo bajo la influencia de drogas o alcohol. Lo mejor de todo es que estas mujeres no usan el sexo como una manera de obtener amor y atención.

En pareja

Las mujeres que tuvieron una buena figura paterna desarollan mayores niveles de satisfacción en sus relaciones de pareja, tanto noviazgos como matrimonios. Estas relaciones suelen ser mucho más íntimas y seguras para ambas partes.

Las mujeres que han gozado de este privilegio también son capaces de expresar sus opiniones con honestidad, aceptan sus errores sin caer en conductas agresivas y no le tienen miedo al rechazo.

¿Qué hay de las mujeres que no tuvieron una figura paterna al crecer?

Lo primero es que sus relaciones con los hombres serán difíciles. En sus relaciones de pareja es mayor la probabilidad de incurrir en un divorcio, pueden ser muy tímidas y/o agresivas al hablar sobre lo que necesitan y desean, incluso cuando buscan resolver un problema.

Lamentablemente, estas mujeres se conforman con muy poco o tienen expectativas muy altas sobre los hombres que les rodean. Ya que no se sintieron amadas de pequeñas, específicamente amadas por un padre, esperan que los hombres que se cruzan en su vida les brinden atención, aprobación y adoración.

Linda Nielsen pide que reflexionemos en nuestras relaciones como en este ejemplo: Una persona hambrienta es la menos indicada para hacer las compras en el súper, visita el lugar con mucha hambre y compra comida chatarra, lo que solo le da satisfacción temporal.

Las mujeres hacemos lo mismo, cuando tenemos hambre de un amor paternal, “compramos” hombres que no son buenos para nuestra salud. ¿Qué dice tu pasado sobre tus elecciones del presente y el futuro?

Con información de Psychology Today


Te puede interesar:

Ayudaba a sus padres a limpiar el patio. El shock vino después cuando vieron lo que le colgaba