Fonasa propone duplicar cupos de terapia para parejas infértiles

Fonasa propone duplicar cupos de terapia para parejas infértiles

La iniciativa, presentada para el presupuesto 2013, es elevar a mil las plazas para tratamientos de baja y alta complejidad.

A poco más de mil podrían ampliarse los cupos para tratamientos de infertilidad, según la propuesta que desarrolló Fonasa en el marco de la solicitud de presupuesto para el próximo año.

Así lo adelantó ayer el director de Fonasa, Mikel Uriarte, tras reunirse con la Agrupación “Queremos Ser Padres”, organismo que persigue la extensión de la cobertura para asistir a las 350 mil parejas del país que lo requieren. “Estamos solicitando un aumento importante, a más del doble, para el presupuesto del próximo año”, dijo Uriarte, quien explicó que actualmente hay 480 cupos disponibles para tratamientos de alta y baja complejidad de parejas que persiguen un embarazo.

Según señaló Uriarte, este año se está desarrollando un plan piloto de tratamientos de fertilidad de baja complejidad -que van desde la estimulación ovárica a inseminación intrauterina– y que pueden ser efectivos para el 80% de las parejas. Según el primer balance, el 26% de las pacientes atendidas lograron un embarazo con el tratamiento.

En paralelo, Fonasa está trabajando en una licitación que permita estandarizar la prestación, a objeto de que sea accesible a parejas de todo el país y extensivo a instituciones privadas. “El objetivo es hacer una licitación de un programa de fertilización a precio conocido para que prestadores privados, debidamente certificados, puedan participar. Eso permitiría extenderlo, porque ahora está centralizado en la Región Metropolitana”, añadió Uriarte.

La dirigenta de la agrupación “Queremos Ser Padres”, Patricia Ramírez, reconoció los avances que se han alcanzado en la materia, pero que se necesita una política pública para que tenga el alcance necesario. “Solicitamos el aumento de los tratamientos y pedimos la codificación de la prestación de estos servicios para que no sólo las parejas de Fonasa puedan ser atendidas en el país, porque tenemos un sistema de salud privado que no está acogiendo a estas parejas y estamos cayendo en la discriminación”, dijo.


Te puede interesar:

Ser padres después de los 50 años: ya nadie se sorprende