Ximena Duque sobre el noviazgo de su hijo: «Primero es el estudio y segundo la novia»

Ximena Duque habla en exclusiva sobre la adolescencia de su hijo.

Ximena Duque fue madre por primera vez a los 19 años. Desde entonces ha tratado de darle a su hijo Cristian Carabias, de 15 y quien vuelve a clases en agosto, las herramientas para ser un joven preparado e independiente. “Él y [su hermana] Luna son niños de bien”, dice la colombiana de 34 años de sus dos retoños.

Cristian es adolescente, ¿cómo manejas la cuestión de la escuela?

Mi hijo está en una etapa en la que tengo que estar más pendiente de él, es un hombre, solo tengo tres años para dedicarme a él y terminarlo de criar porque después se va a la universidad. Lo que más me ha funcionado en esta etapa con mi hijo es la comunicación.

 

 cleanString caption
@kikefloresphoto

¿A qué quiere dedicarse él?

Quiere ser basquetbolista profesional y yo lo apoyo. A esta edad es muy complicado porque están un poco perdidos y no saben realmente qué quieren hacer. Me toca ayudarle a tener plan A, B o C.

¿Cuál es tu técnica para motivarlo a estudiar?

Él es muy maduro y un día me dijo que necesitaba libertad y que no estuviera tan pendiente de si hace las tareas, etc. Le dije okay, ya no estás en kínder, pero si no me traes buenas calificaciones habrá consecuencias: no tienes celular, no hay salidas con los amigos.

 cleanString caption

¿Funciona?

Él tiene que salir adelante por sí solo, ser basquetbolista requiere que tenga excelentes calificaciones. No medias: excelentes. Si no tiene A, chao, no lo van a tomar en el equipo de baloncesto en high school y él lo sabe, se esfuerza.

 cleanString caption
Instagram Cristian Carabias

¿Cuál es el discurso que más lo motiva?

Tiene que tener sus prioridades claras, primero es el estudio y segundo la novia. Es así, no hay nada más. [Le digo:] ‘Te quedan tres años para decidir qué es lo que vas a ser en la vida porque no voy a ser la mamá alcahueta que a los 40 años te está pagando las cosas’.

Dices que hay que darle espacio, pero a la vez no descuidarlo…

Sí, le doy su espacio, pero estoy muy pendiente de las calificaciones que saca. Me llega un mail si tiene promedios bajos. Es importante como hombre que tenga un poco de espacio para que su mamá no esté metida.


Te puede interesar:

Este hombre de 660 libras ya no puede ni jugar con sus hijitos