Nació con una extraña condición y le dieron pocas horas de vida. A sus 33 años da un fuerte mensaje

Su pelea, más que contra la enfermedad, es contra los medios de comunicación.
Advertencia: las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Las primeras palabras que tuvieron que escuchar los padres de Nusrit Shaheenapenas segundos después de conocerla fueron muy duras. Los doctores les advirtieron que su hija no sobreviviría por más de un par de horas. Nelly -como la llaman de cariño- nació con ictiosis arlequín, una enfermedad a la piel extremadamente rara… y que además, es hereditaria. Ambos lo sabían, ya habían perdido a tres hijos por causa de esa condición.

Pero esta niña fue un caso excepcional. Un verdadero milagro, me atrevería a decir. Nelly hoy tiene 33 años, y es la mayor sobreviviente del mundo que padece este mal. Además, actualmente solo 25 personas en todo el Reino Unido también lo sufren.

Ha sido extremadamente difícil. Su piel crece 10 veces más rápido que lo normal, desde sus dedos de los pies hasta su cabeza. Esto produce que se formen varias capas gruesas que hacen que su cara se vea estirada, igual que sus labios, orejas y hasta sus párpados. Claramente, eso trae serios problemas para su salud, como la dificultad para respirar.

Y hoy en día vive una batalla diaria para mantenerse sana. Todas las mañanas y todas las noches debe hacerse un baño especial de una hora, para que luego un especialista le quite las capas muertas de piel durante otra hora. Una rutina complicada pero que quiere llevar porque lo que puede hacer luego llena su corazón: Nelly es profesora de deportes de niños de primaria en Coventry.

“Es lindo hacer lo que hacen los demás; trabajar, ganar dinero y ser independiente. Estaba nerviosa en mi primer día, porque sabía que los niños iban a ser cautelosos… Había uno o dos niños que estaban asustados, pero una vez que les expliqué todo estaban bien”.

-Nusrit Shaheen-

Su historia es tan inspiradora que el Canal 5 de Inglaterra hará un programa especial para ella llamado “Nelly: la mujer con piel de serpiente”.

Si bien está muy contenta de poder compartir todo lo que ha vivido -sobre todo porque quiere ayudar y apoyar a otros que luchan con lo mismo- tiene un solo pero: el nombre que le pusieron.

Suele ser reconocida en los medios como “piel de serpiente”, y lo único que quiere es deshacerse de ese apodo insensible. Admite que la hace sentir menospreciada y que lo que más la sorprende es que finalmente son los adultos los que a veces muestran un rechazo hacia ella… nunca los niños.

“Te hace sentir inútil de alguna manera, porque te ves diferente. Todavía recibo miradas en la calle, o murmullos cuando pasan a mi lado”.

-Nusrit Shaheen-

Y ante esto, tiene un solo mensaje, fuerte y claro.

“AL FINAL DEL DÍA SOY HUMANO IGUAL QUE TÚ”.

-Nusrit Shaheen-

No hay nada más cierto que esa frase. Nelly es un gran ejemplo a seguir. ¿Qué piensas tú de esta historia? 

Temas: , ,

Te puede interesar:

Esta mujer puso a miles de niños en cajas y bolsas de basura hasta que la descubrieron