Está casi inmóvil por las heridas en su pecho. Su cruel esposo la dejó por su dolorosa enfermedad

Advertencia: Este artículo contiene imágenes fuertes.

A Wiramon Inthaneth le diagnosticaron cáncer de mamas hace seis meses. Su diagnóstico es terminal y la enfermedad ha arrasado con ella. El dolor es tal que tiene que ir todos los días al hospital y es imposible que vuelva a trabajar. Tiene 36 años, una hija y un esposo. Esperaba por lo menos contar con la fortaleza que ellos le entregaban… pero lo que en realidad pasó fue sumamente triste.

Apenas le dijeron lo que le pasaba, su esposo decidió abandonarla. Ni siquiera lo pensó un poco… y hasta hoy no saben de él.

Tras esta crueldad, la mujer tomó a su pequeña y se fueron a vivir donde su padre. Es un conductor de taxi que intenta costearle el tratamiento sin mucho éxito, ya que el dinero no le alcanza.

Ante todo esto, un hombre decidió ayudarla. Mono Bhin le entrega dinero y actualmente está juntando más fondos para ayudar a Wiramon.

“El día que la visité, estaba llorando porque estaba pasando por un momento muy difícil mientras cuidaba a su hija y el único dinero que recibía era de su padre. Solamente está viva por el poder de voluntad que le da su familia. Necesita dinero para su hija y para comprar medicina, pero no sabe cuánto más podrá sobrevivir”.

-Mono Bhin-

Es lindo pensar que aún en estas terribles situaciones, existe gente buena.

Temas: , ,

Te puede interesar:

De las tribus de madres a los chats digitales