Un policía salva la vida de un bebé que se ahogaba y graba la angustiosa escena con su cámara personal

El agente Will Kimbro se encontraba patrullando en Summerville, Carolina del Sur, Estados Unidos, cuando detuvo a un coche que iba con exceso de velocidad.

En su interior encontró a dos mujeres que llevaban a una bebé de 12 días al hospital porque había dejado de respirar tras beberse un biberón.

El policía reaccionó rápido y se produjo una angustiosa escena que quedó grabada íntegra por la cámara personal del agente. La Oficina del Sheriff del Condado de Berkeley ha compartido en Facebook las dramáticas imágenes.

Bebé

En ellas se ve cómo el agente Kimbro coge a la bebé, de nombre Ryleigh, y al comprobar que tenía problemas para respirar, lo deposita en el regazo de su madre y empieza a masajear su pecho para reactivar su respiración: «Vamos, nena, llora, llora para mí», dice el agente, sabedor de que si la pequeña lloraba es que estaba respirando.

Durante cinco minutos, el agente Kimbro logró mantener con vida a Ryleigh, hasta que llegó la ambulancia que trasladó a la bebé a un centro hospitalario cercano, donde según el Daily Mail, la pequeña ya ha sido dada de alta sana y salva.

El sheriff del condado, Duane Lewis, galardonó a Will Kimbro con una medalla por su heroica, rápida y decidida actuación.

 


Te puede interesar:

Cuando papá cuida del niño y todo sale mal: le vomita en el coche, él vomita por el olor y le acusan de conducir borracho