¿Los prebióticos en la fórmula infantil previenen el eczema?

hijos

Una nueva revisión de las investigaciones disponibles revela que existen algunas pruebas de que agregarle prebióticos a la fórmula infantil protege a los niños del eczema cutáneo.

La teoría indica que los bebés que no pueden alimentarse con leche materna, pueden recibir fórmula fortificada con prebióticos, que son partículas alimentarias que promueven el crecimiento de las bacterias intestinales saludables (flora) y refuerzan la inmunidad contra algunos alergenos.

«Cuando se modifica la flora intestinal, la inmunidad también cambia», dijo el autor de la revisión, doctor John Sinn, del Hospital Real Norte de la Universidad de Sídney, Australia.

Los resultados, que publica la organización Cochrane Collaboration, actualizan una revisión del 2007 que no había revelado indicios suficientes como para decir que el agregado de probióticos a las fórmulas tenía algún beneficio.

Estudios previos habían hallado que el 8% de los niños desarrolla una alergia alimentaria, que el 20% padece eczema y que un 34% desarrolla sibilancias o asmas.

El equipo de Sinn revisó 4 estudios en los que, al azar, 1.428 bebés habían consumido fórmula común o fortificada con prebióticos. Se informó si los niños desarrollaban o no reacciones alérgicas, como asma, eczema o urticaria, entre los 4 meses y los 2 años de edad.

En general, la fórmula con prebióticos no previno que los bebés desarrollarán asma o urticaria comparado con la fórmula común, aunque surgieron indicios que sugieren que protegería del eczema.

El 8% de los 634 bebés alimentados con fórmula con prebióticos desarrolló eczema, versus el 12% de los 586 bebés alimentados con fórmula común.

Para los autores, habría que alimentar a 25 bebés con fórmula con prebióticos para evitar que uno tenga eczema. Pero el equipo advierte sobre la debilidad de las pruebas de este resultado que surgen de 4 estudios distintos entre sí.

Además, los autores no pudieron saber si el beneficio de los probióticos podría prolongarse.

El doctor Frank Greer, profesor de pediatría del Centro de Atención Perinatal de Wisconsin del Hospital Meriter, Madison, no quedó «muy impresionado» con los resultados.

El coautor del informe sobre probióticos y prebióticos de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por su nombre en inglés) dijo que la única estrategia que podría prevenir el eczema son los 4 meses de lactancia materna exclusiva.

«Mi recomendación para los padres con hijos con riesgo de padecer alergias es optar por la lactancia exclusiva durante 4 meses. Y si tienen que usar algún suplemento, que lo hagan con fórmula hidrolizada», indicó Greer, que no participó del estudio.

Explicó que ese tipo de fórmula no tiene el mismo riesgo de padecer reacciones alérgicas como las que incluyen leche de vaca. Y mientras que dijo que los prebióticos no dañan, no pudo asegurar que aporten una protección real.

La AAP recomienda la lactancia materna exclusiva de los recién nacidos durante los 6 primeros meses de vida y recién entonces empezar a incorporar algunos alimentos sólidos a la lactancia.


Te puede interesar:

La emotiva historia de Jaxon el bebé que nació sin partes del cerebro y cráneo