¿Cómo bajar la fiebre de un bebé?

Niña llorando

La fiebre no es una enfermedad, es un aumento en la temperatura corporal por encima de su nivel normal y puede ser causada por diferentes detonantes.

La fiebre es muy común entre los bebés y los niños, sin embargo es importante que al primer síntoma de fiebre o temperatura, tú sepas identificar si se trata de alguna infección común, una gripe o si es algo más grave.

Una vez que se presenta fiebre en tu hijo debes tenerlo en observación, es decir, fíjate muy bien que aunque tenga alta la temperatura, no cambie su comportamiento. Si eso pasa, es probable que tu hijo esté pasando por algún tipo de infección. Tampoco te asustes demasiado si lo que tiene es mal humor, ya que para nadie es muy cómodo tener fiebre.

¿Qué causa la fiebre?

La fiebre no es una enfermedad, es un aumento en la temperatura corporal por encima de su nivel normal y puede ser causada por diferentes detonantes:

  • Infección: la mayoría de las fiebres se deben a una infección, ya que es así como los mecanismos naturales de defensa se estimulan y la fiebre ayuda al cuerpo a combatir la infección.
  • Exceso de ropa: Los bebés, en especial los recién nacidos, pueden tener fiebre si están demasiado abrigados o se encuentran en un ambiente caluroso, porque no son capaces de regular su temperatura corporal.
  • Inmunizaciones: Los bebés y los niños pueden presentar algo de fiebre después de haber sido vacunados, pero es la reacción normal que causa la vacuna, si esta fiebre dura más de un día te recomendamos que acudas con tu pediatra.

¿Cómo saber si la fiebre de tu hijo es algo grave?

Debes tener siempre en cuenta no sólo la temperatura, sino también el estado general que presenta tu hijo. Aquí algunas recomendaciones de Kidshealth, un portal web sobre información médica, para tu hijo:

  1. Bebé recién nacido a 3 meses. Si su temperatura rectal es de 38 grados centígrados, o más alta, llama al pediatra o acude a la sala de urgencias. Incluso una fiebre leve puede ser síntoma de una posible infección grave en bebés muy pequeños.
  2. Bebés de 4 meses en adelante. Si presentan una temperatura inferior a los 38,9 grados centígrados no suelen necesitar medicación, a menos que se sientan molestos.
  3. Niños mayores de 6 meses. Se debe tener en cuenta el comportamiento y nivel de actividad física. Al observar el comportamiento de tu hijo, puedes tener una idea de si la causa de la fiebre es una enfermedad de poca importancia o si necesitas acudir a un médico.

¿Cómo ayudar a que tu bebé se sienta mejor?

  • Si tu hijo está irritable o molesto puedes darle un baño con agua tibia y una esponja para que se sienta más cómodo y de esta forma se baje la temperatura. Procura no utilizar agua fría ya que le provocará escalofríos, lo que suele aumentar la temperatura corporal.
  • Viste a tu bebé con ropa ligera y fresca, cúbrelo con una sábana delgada.
  • Asegúrate de que la temperatura de su recamara sea placentera, en una temperatura ambiente.
  • Dale de tomar bastantes líquidos para evitar que se deshidrate. Mucha agua, sopas y gelatinas son una buena opción.
  • Mantenlo en reposo el tiempo que más se pueda.

bebé durmiendo
Te puede interesar:

En Rumania: Una Ley prohíbe a los padres poner nombres cómicos a sus hijos