El milagroso rescate de una bebe de 18 meses que flotaba en el océano

En un primer momento le pareció que se trataba de un muñeco, pero todo cambió cuando escuchó un “pequeño chillido”. Efectivamente, se trataba de un bebé de 18 meses que, sorprendentemente, iba a la deriva en medio del océano Pacífico.

“Pensé que era una muñeca. Incluso cuando lo alcancé y lo agarré por el brazo, todavía pensé que era una muñeca”, relata Gus Hutt al Herald . “Su cara parecía de porcelana, pero luego soltó un pequeño chillido y pensé: ‘Oh, Dios, esto es un bebé y está vivo’”.

Gus Hutt  y su mujer Sue

 

 

Simplemente fue un golpe de suerte que Hutt estuviera allí para salvar al pequeño después de que éste se hubiera escurrido de la carpa de sus padres en un campamento de vacaciones de Matata Beach (Nueva Zelanda) el pasado 26 de octubre.

Normalmente, Hutt suele salir del campamento y dirigirse directamente a la playa para pescar, pero aquel día decidió caminar 100 metros a la izquierda, hacia la ciudad de Tauranga.

No era su momento

Después de volver a revisar sus líneas de pesca, a eso de las 07:15, vio al bebé aparentemente sin vida flotando en el agua. ”Estaba flotando a un ritmo constante. Si no hubiera estado allí, o si hubiera llegado un minuto más tarde, no lo habría visto”, dijo. ”Tuvo mucha suerte, pero no estaba destinado a irse de este mundo; no era su momento”.

La esposa de Hutt, Sue, corrió a la tienda de los padres después de que los administradores del campamento de vacaciones le dijeran que eran los únicos que contaban con un bebé.

Un bebé escurridizo

Los servicios de emergencia atendieron al niño durante 15 minutos antes de que llegara una ambulancia para llevarlo al Hospital de Whakatāne.

El bebé había levantado la cremallera de la tienda de los padres mientras dormían y se había arrastrado hasta llegar a la playa. Los padres no dejaron de agradecer a Gus el hecho de haber salvado a su pequeño.

Los Hutts todavía están un poco afectados después del incidente, pero están agradecidos de que Gus estuviera allí en el momento adecuado.

 

 

Un portavoz de la policía confirmó al Herald que asistieron a la emergencia a las 07:45 y que no estaban investigando nada más en relación con el caso.


Relacionados

Te puede interesar:

Nunca se imaginó que le podía pasar a su hijo