5 cuidados que debes tener al usar un portabebés

mama y bebe

El cargar a tu hijo con un portabebés puede ser cómodo, pero muchas veces cometemos errores que los pueden llevar a la muerte.

Hay un sinfín de accesorios para cargar a tu bebé y traerlo contigo a todos lados. Lamentablemente no siempre nos informamos correctamente y cometemos algunos errores que en cualquier mínimo descuido, podrían provocarle la muerte al bebé.

En Inglaterra, la prensa acaba de abrir un debate respecto a la seguridad de los bebés, tras la muerte de un bebé de cinco semanas por asfixia justo al ir pegado al pecho de su madre. ¿Qué tan bueno es esto? Algunas mamás dicen que el bebé se mantiene tranquilo al sentir sus latidos, pero, ¿es realmente cómodo el portarlos así?

El fallecimiento del bebé fue publicado por “Daily Mail”, y a través de esta triste noticia se ha dado a conocer otros fallecimientos del tipo, causados por la transportación del pequeño en fulares, bandoleras y mochilas ergonómicas de este tipo. Según el medio británico, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CPSC) de Estados Unidos, ha investigado al menos 14 muertes de bebés en los últimos 20 años relacionados con esta forma de transporte.

En el 2010, la CPSC había advertido sobre el uso de los portabebés en forma de “C”, los cuales pueden resultar peligrosos para los recién nacidos por dos razones:

  • Que el portabebés presione la nariz y la boca del niño, impidiendo que respire bien.
  • Que el bebé, al encontrarse en posición curvada, su barbilla presione contra propio pecho y no pueda moverse, ni respirar o llorar para pedir ayuda.
  • Lo más importante de todo es jamás dejar de vigilar al niño. Es primordial que el aire circule perfectamente entre el pecho de la madre y la nariz del bebé. No colocar mantas que obstruyan la circulación del aire, la acumulación de anhídrido carbónico puede adormecer al niño y provocarle un paro cardiorespiratorio. Una mala postura también puede causar lesiones neurológicas muy graves.
  • La cabeza del bebé debe permanecer siempre al aire libre y no pegada al pecho, el cuello no demasiado flexionado para que no comprima las vías respiratorias y el bebé no debe estar oprimido por el fular o la bandolera.

¿Cómo prevenir un accidente con este accesorio?

  1. La tela nunca debe cubrir ni tapar ni presionar la cabeza y las vías respiratorias. La cabeza tampoco estará oprimida contra el pecho de la madre.
  2. La tela tampoco debe oprimir el cuerpo del bebé.
  3. Evitar que el bebé baje mucho en el portabebés o tenga mucha inclinación.
  4. El cuello del bebé no estará demasiado flexionado para que no comprima las vías aérea.
  5. La posición correcta para el bebé es en vertical, sentado sobre las nalgas, con las rodillas a la altura de su cadera, la cara descubierta, la cabeza un poco flexionada y sin que la tela ejerza presión sobre ninguna parte del cuerpo.


Te puede interesar:

Obligaron a un bebé de 4 meses a probar cerveza