Causas frecuentes del contagio por escabiosis

contagio por escabiosis

La escabiosis o mejor conocida como sarna es una de las enfermedades de la piel más frecuente en todo el mundo. Muchas personas comentan que han sufrido de escabiosis en diversas oportunidades a lo largo de sus vidas, pero muy pocas conocen realmente cuales son las causas frecuentes del contagio por escabiosis.

Si lo mencionado anteriormente te suena familiar y te consideras una de esas personas o conoces un caso parecido y quieres más información acerca de las causas frecuentes del contagio por escabiosis solo debes seguir leyendo pues a continuación se proporcionará la información requerida.

Causas frecuentes del contagio por escabiosis:

  • La escabiosis se contagia principalmente por la picadura de un parásito denominado ácaro, este animalito es microscópico y es muy parecido a un insecto. Pasa desapercibido en los hogares y se esconde en el polvo de las alfombras, en el colchón, la ropa de cama u otro sitio donde exista poca higiene.
  • Otra de las causas frecuentes del contagio por escabiosis es el contacto piel a piel con una persona o animal infectado.
  • Además del contacto también se puede contagiar de sarna una persona que use los artículos personales de quien ya padezca esta enfermedad.

Y no solo es importante conocer cuáles son las causas frecuentes del contagio por escabiosis, sino que también se debe saber cuáles son los síntomas de esta enfermedad para poder identificarla y recurrir a aplicar el tratamiento ideal para acabar tanto con la sarna presente en el cuerpo como con los ácaros que quedan en casa.

Algunos de estos síntomas sueles ser: picazón constante en la piel, ampollas, granos, irritación, entre otros.

Si presentas los síntomas mencionados anteriormente y tienes dudas sobre si es escabiosis o no lo recomendado es que asistas a un dermatólogo para que este determine si se trata de esta enfermedad y pueda recetar algunas lociones o cremas que te ayuden a eliminar dicha molestia.

Temas: , ,

síntomas de la depresión infantil
Te puede interesar:

Cómo detectar una depresión en tu hijo