Los bebés y los mocos ¿qué tener en cuenta?

Los bebés y los mocos

Si el neonatólogo de tu bebé te dice que está en perfectas condiciones, no te angusties porque tenga mocos y flemas, esto resulta ser muy normal durante los primeros días de vida. Aprende a quitarle estas mucosidades para que pueda respirar mejor.

¿Cada cuánto puede presentar mucosidad?

Los recién nacidos, e incluso, los bebés de pocos meses acumulan mocosidad diariamente, aunque no estén resfriados. Los mocos son un mecanismo de defensa de su organismo, ya que limpian las vías aéreas de gérmenes y evitan que se propaguen.

¿Cuándo preocuparse?

Puedes empezar a preocuparte si observas que la mucosidad es excesiva, es decir, si limpias su nariz y al instante la tiene repleta de mocos nuevamente. Cuando los mocos son en abundancia el niño puede terminar presentando una otitis (inflamación del odio medio).

¿Se pueden utilizar medicamentos para la mucosidad?

Algunos especialistas aseguran que, no es recomendable colocarle a los niños mucolíticos, pues aunque disuelve la mucosidad de sus orificios, incrementa la secreción de mocos.

Remedios No farmacológicos para mocos y flemas

  • El agua: debes mantener a tu bebé hidratado, el líquido ayuda a disolver los mocos.
  • Un ambiente húmedo: los lugares húmedos ayudan a que el bebé se sienta un poco más aliviado, así que coloca en su cuarto un vaporizador eléctrico, recipientes llenos de agua o un humidificador. Si decides utilizar estas herramientas, debes lavarlo todos los días para evitar la formación de hongos, que podrían causar infecciones respiratorias.
  • Puedes optar por utilizar un extractor de moco para aliviar la mucosidad del bebé.
  • Limpiale los mocos que tenga por fuera con un pañuelo muy suave para evitar irritaciones.
  • Lávale la nariz a menudo con suero fisiológico nasal o un nebulizador de agua marina (100% natural).

En cualquiera de los casos, es importante que antes de tomar una decisión consultes con el médico tratante de tu bebé.(function(){IFRIENDLY_DATA.init({“idFrm”:”777698_1513782297780″,”url”:”webservice/video/11790/777698/600/338/1/last/0/0″,”twitter”:””,”volume”:100,”autoplay”:0,”hasVideoRelated”:0,”social_page”:1,”share_rrss”:1,”playerType”:0,”domain”:”//widget.smartycenter.com/”});})()

Temas: , ,

Relacionados

constipación y estreñimiento
Te puede interesar:

Cómo ayudar a nuestro hijo a controlar los esfínteres