Gestación subrogada: Ser gestante para un familiar

Ser gestante para un familiar

En maternidad subrogada son muchas las parejas que recurren a mujeres de su familia; (hermanas, tías, primas, cuñadas, hijas), para realizar el procedimiento, pero no siempre llegan a un tipo de acuerdo. Por el contrario, algunos especialistas indican que esto puede afectar los lazos familiares a largo plazo.

De presentarse alguna complicación durante o después del embarazo, generará sentimientos de estrés, culpa, frustración e ira, tanto así que en algunos casos han llegado a revivir problemas familiares del pasado.

Por esta razón, la gestante y los padres de intensión deben ser evaluados previo al proceso de subrogación. Exámenes psicológicos y emocionales determinarán si la persona está física y mentalmente condicionada para llevar la gestación subrogada o si por el contrario, el especialista puede identificar intensiones o sentimientos, que puedan afectar la relación familiar e inferir de forma negativa en el bebé.

Por qué elegir a una gestante de la familia

  • Relación de parentesco.
  • Riesgo de transmitir una ETS.
  • Herencia genética.
  • Reducción de costos.
  • Enfermedades genéticas hereditarias.
  • Hacer que el proceso sea más rápido.

¿Quién puede ser gestante para un familiar?

Para el Comité de Ética de la ASRM (Ethics Committee of the American Society for Reproductive Medicine), la gestante puede ser un familiar, pero con dos niveles diferenciados:

  • Intergeneracional: En este nivel es la madre quien gesta al bebé de su hija (nieto) o viceversa (hermana gesta a hermano), lo que se ubicaría en primer grado de consanguinidad.
  • Intrageneracional: En el segundo plano de consanguinidad, es la hermana, tía o sobrina de la madre en intensión quienes gestan.

Riesgos y posibles complicaciones

  • Lo recomendable es que la gestante sea una persona ajena al núcleo familiar.
  • En general, si se lleva un embarazo armonioso, con el respeto de las partes involucradas, además de la supervisión perinatal, no debería existir riesgo o complicación durante la gestación.
  • Está comprobado que un porcentaje alto de casos, donde un familiar es quien gesta al bebé termina en conflictos internos.
  • Este tipo de problemas influye directamente en la carga genética del bebé.

Estas son las razones por las que especialistas recomiendan que exista un grado de desapego emocional entre la gestante y los padres de intensión. Sin embargo, es una decisión personal que debe tomar la madre o pareja.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Es hora de conocer el sexo de tu bebé