Gestación subrogada: ¿Cuáles son los beneficios de ser gestante?

Cómo sentirte bien con tu cuerpo en el embarazo

Aunque muchas personas piensan que el motivo principal que lleva a una mujer a ser gestante es el beneficio económico, estudios han confirmado que no es así. La razón fundamental por lo que una femenina decide llevar en su vientre el bebé de otra persona es para brindar felicidad y ayudar a esas mujeres o parejas a cumplir su deseo de ser padres.

Es decir, aunque la razón financiera sí existe en la gestación subrogada, y desde luego es una de las razones para que las gestantes intervengan, no es la primordial o básica.

Beneficios psicológicos para las gestantes subrogadas:

  • Deseo de ayudar: Cuando la gestante conoce la situación que enfrentan la pareja que no puede concebir, y entiende el sufrimiento de ellos, incrementa la empatía, por lo que se recomienda que exista relación personal y reforzada con los padres de intención.
  • Disfrute del embarazo: A la mayoría de las mujeres les sienta bien el embarazo, el nivel hormonal las hace sentirse lindas y especiales; puesto que lo son, lo que genera una sensación de bienestar y salud físico-emocional que infiere directamente en el desarrollo del bebé.
  • Autoconfianza: El saber que se está haciendo algo para ayudar a otro genera la motivación altruista y solidaria. Esto hace que la gestante se sienta feliz y saludable durante el proceso.

Ventajas de conocer a los padres

  • Que exista una relación basada en el respeto y la colaboración de todas las partes, ayudará en el sano desarrollo del bebé.
  • Los profesionales implicados en el proceso, son los encargados de reforzar la relación padres-gestante, para que sea fluida y respetuosa.
  • Expresar lo que espera cada uno de la gestación subrogada ayuda a motivarse entre sí.
  • Estar al tanto de las consecuencias, de no cumplirse con los parámetros especificados.
  • Padres de intención y gestantes afirman que la relación afectiva de todos los involucrados genera sensación de seguridad durante y después del parto.
  • La confianza y bienestar de la gestante aumentarán si está segura que el bebé que está gestando crecerá en un ambiente armonioso.

En un estudio realizado por Van der Akker en 2005, afirma que las gestantes en contacto con la familia de intención, tienen menor riesgo a presentar disfunciones psicológicas pasados 6 meses desde el parto.

Asimismo, la mayoría de las gestantes coinciden en sentir felicidad y tristeza luego del parto, la primera porque finalmente han cumplido con la intensión de ayudar a otra familia y la segunda porque el proceso acaba, y con él sentimiento de solidaridad y el embarazado; con el que se sienten a gusto, termina.

Temas: , ,

embarazo
Te puede interesar:

Salud Mental durante la Gestación: Lo que no podemos olvidar