Inicio > Urgencias y Emergencias > Quemaduras: qué hacer

Peligro con las estufas por quemadurasQuemaduras

Aplicar hielo o mantequilla son dos errores comunes que se cometen cuando se presenta una quemadura por fuego o líquidos calientes. Lo más recomendado por especialistas es tener compresas limpias y agua fría.

Experto: Fernando Lazo, médico cirujano gastroenterólogo de HELP

En estos casos sabemos que es fácil asustarse, sin embargo es primordial que mantenga la calma, para prestar la atención básica mientras llega el servicio de urgencia.

El doctor Fernando Lazo, Médico Cirujano Gastroenterólogo de HELP, nos comenta que, como en todo accidente, “en el caso de las quemaduras lo principal es la prevención”, ya que afirma que alrededor de 2/3 de las quemaduras que se producen, afectan a niños.

Primero que todo, no todas las quemaduras tienen el mismo nivel de gravedad. El tipo de quemadura depende de la gravedad de la misma, y se clasifican en:
1º grado son superficiales, y afectan sólo la epidermis. En general, se caracterizan porque produce sólo un enrojecimiento de la piel y dolor
 2º grado afectan además la dermis y se caracterizan por enrojecimiento de la piel y ampollas (flictenas) muy dolorosas;
3º grado se produce una destrucción total de la piel, incluso de las terminaciones nerviosas, por lo que el dolor es escaso y la lesión presenta un aspecto nacarado, pudiendo llegar a negro.

Al momento de fijarse en la quemadura, el Doctor Fernando Lazo señala que lo importante es ver “la extensión, profundidad y localización de la quemadura, que son los factores principales en cuanto al pronóstico”, y puntualiza que es siempre útil saber qué agente causó la quemadura. En ese aspecto, los principales agentes son: líquidos calientes, fuego, sólidos o metales calientes, electricidad, agentes químicos y radiación.

¿Cuál debe ser la primera reacción ante la quemadura del niño?

El doctor Lazo afirma que el procedimiento más efectivo en caso de que tu hijo tenga un accidente y resulte con quemaduras es, primero “retirar con cuidado la ropa que está en relación con la quemadura, sobre todo si de nylon. Luego, lavar la zona afectada con agua fría (no helada) durante 10-20 minutos y cubrir con un paño limpio”.

Asimismo, aconseja que “no  se apliquen remedios caseros sobre la quemadura (aceite, harina, vinagre, etc.) ya que sólo favorece la infección secundaria de la quemadura”. El doctor subraya también que un elemento imprescindible e este tipo de casos, más que remedios, es tener siempre a mano compresas limpias para limpiar y cubrir las quemaduras.

De acuerdo al Cirujano Gastroenterólogo de Help, en el caso de quemaduras en los niños, siempre es recomendable que sean evaluados en un centro asistencial.

Otras recomendaciones a seguir, en caso de un accidente de este tipo es que, si en la zona quemada el niño tiene cinturón, anillos, pulseras, aros o cualquier elemento de adorno, debe sacarlos después de la ropa, ya que la piel se inflamará y es probable que queden apretados.

Si la quemadura fue más grave y provocó la inflamación de la ropa, debe revisar que no haya fuego. Cuando la ropa del pequeño esté en combustión, hay que botar al niño al suelo y hacerlo rodar. Se cubre con una manta o abrigo grueso y se aprietan las zonas donde pueda haber llamas para apagarlas. Siempre hay que tratar de evitar las quemaduras en la cara.

En estos casos se debe sacar de inmediato la ropa y todos los accesorios que pueda tener el pequeño y, luego, se aplica abundante agua fría, mientras llega el servicio de urgencia. Si la quemadura es demasiado grave, especialistas de Clínica Mayo recomiendan cubrir de inmediato la zona con alguna tela que no desprenda pelusa, ya que la aplicación de agua fría puede provocar shock. Pero se realiza en casos extremos.

Prevención

Ya estamos entrando en el período más helado del año, en el que la mayoría de las familias empieza a recurrir a calefactores y estufas que en algunos casos pueden ser peligrosas cuando hay niños pequeños en casa. Teniendo en cuenta eso, y que más del 75 % de los accidentes con consecuencias de quemaduras ocurren en el hogar, principalmente en la cocina y durante el invierno, el doctor Lazo nos da las siguientes recomendaciones:

  • Preocúpese de situar aparatos eléctricos calientes (hornos, estufas, hervidores) fuera del alcance del niño.
  • Mantenga a los niños fuera de la cocina mientras está cocinando.
  • No tenga a un niño en brazos mientras sirve comida o líquidos calientes (sopas, café, etc.).
  • Recuerde que los mangos de ollas, sartenes, y otros artefactos parecidos deben estar dirigidos hacia la pared y no sobresalir del mueble de cocina.
  • No deje fósforos o encendedores al alcance de los niños.
  • Aleje a los niños de las zonas de planchado.
  •  Ponga tapas en los enchufes para evitar que los niños metan los dedos en ellos.

 

Recuerde que es importante saber reaccionar ante un accidente, pero que lo mejor es prevenir. Hay sencillas medidas que se pueden tomar para evitar que su hijo y familia se vean enfrentados a una situación dolorosa para ambos. Para ver más, puedes leer el siguiente artículo: Previniendo las quemaduras.

 

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV