Protege a tus hijos de un secuestrador

niña

Velar por la seguridad de los hijos es una de las principales preocupaciones de todo padre. Cuando son pequeños, puede ser muy desesperante pensar en lo que podría pasarles al ir al colegio, salir a jugar al parque o estar rodeado de desconocidos.

Para que estés más tranquila, te comentaremos algunas medidas que puedes tomar para prevenir algo tan terrible como un secuestro.

Empieza por alertar a tus niños sobre posibles peligros. Debes decirles claramente que hay individuos que podrían engañarlos para llevarlos con ellos y que deben cuidarse. Enséñales los siguientes consejos sobre seguridad y privacidad:

  • Saber de memoria el número de emergencias, como el 911, o el de la policía de tu país
  • Si se pierden, entrar en un local comercial o supermercado y pedir ayuda
  • Nunca decir que están solos en la casa
  • No andar por caminos que no conozcan
  • Siempre contarte cualquier experiencia que los desconcierte
  • Pedir ayuda si sienten miedo de alguien
  • Rechazar a cualquier adulto que les pida ayuda a ellos
  • No aceptar nada de un desconocido 
  • Gritar lo más fuerte que puedan (ensaya con ellos)

 

Presta atención a todas las señales que te den tus hijos

Hay ciertos indicios de peligro que podrían darte una idea de que algo anda mal o atemoriza a tus pequeños. Sigue las siguientes recomendaciones, ya sea para reconocer un problema o prevenirlo:

  • Si tienen pesadillas recurrentes, pídeles que te las cuenten
  • Cualquier cambio en su conducta puede indicar que alguien lo intimida
  • Comenta las noticias e informales de las cosas que están pasando en el mundo para que tomen conciencia
  • Recálcales que pueden contarte todo; los padres deben ser abiertos y siempre apoyarlos para que no busquen ese apoyo en otro lado
  • Es mejor no ponerle nombre a su ropa o mochila para que ningún desconocido los llame por su nombre
  • Ten fotos actualizadas de ellos por si necesitas acudir a la policía

No pienses que esto es muy extremista, siempre será mejor prevenir que curar. Al establecer un plan de emergencia, así como ensayar situaciones críticas, podrás sentirte mucho más tranquila y sabrás cómo reaccionar si algo malo sucede.

 

Relacionados



Te puede interesar:

Los moretones en los niños