Cuando los hermanos cuidan a sus hermanitos

Tres hermanitos

No es una labor sencilla tratar de organizar el tiempo entre el trabajo, la pareja, el hogar y los hijos; debido a esto, es posible que nos acostumbremos a buscar la colaboración de nuestro hijo mayor para que atienda a sus hermanos menores.

Inculcarles a nuestros hijos el amor, respeto, e intenciones de ayudar a los demás, es positivo,  pero al momento de pedirles que ayuden en el cuidado de los más pequeños, se les debe instruir suavemente a medida que crecen, y conforme a las posibilidades que su edad les permita.

Sin embargo, no es una regla que los hijos mayores cuiden a sus hermanitos, dándoles una obligación que no les concierne y que tampoco están en posición de cumplir.

En las familias existen jerarquías, donde la autoridad se debe respetar. Con ésta, los papás pueden poner las normas, sancionar cuando es debido, y premiar el buen comportamiento al igual que protegen y educan, suponiendo que los padres están en un nivel más alto que los hijos, quienes se encuentran todos a la misma altura.

Entonces, cuando se da lo contrario, y los padres ceden parte de su mando sobre el hermano mayor, consiguen crear un conflicto complicando la relación de los hermanos. Surgen conductas de desobediencia en los hijos menores y pueden hasta desatarse constantes discusiones, producto del traspié de los papás.

Lo que no deben hacer los padres

  • Negarle a su hijo mayor el derecho de disfrutar una relación de hermanos con los niños más pequeños.
  • Dejar que los hermanos mayores hagan el papel de autoridad en el hogar, ese rol es de los padres.

Si a los padres se les dificulta

el cuidado de un niño pequeño,

a sus hijos mayores les cuesta aún más.

Lo que sí pueden hacer los papás, es darles la oportunidad a sus hijos mayores de que vayan  obteniendo destrezas y aptitudes gracias a las experiencias. Sin olvidar que un niño por más maduro que se vea, no tiene la capacidad de reaccionar ni sabe cómo responder ante una circunstancia de riesgo o aprieto como lo puede hacer un adulto.

Entre las cosas que puede hacer un hermano mayor, está por ejemplo, el ayudar a su hermanito en sus tareas escolares, o enseñarle a como colaborar en casa.

Cuando los papás ocupan su rol como padres y sus niños están claros siendo hermanos en vez de una figura de autoridad, logran vivir en un ambiente armonioso, obteniendo los frutos de una excelente relación fraternal.



Relacionados

Te puede interesar:

Hiperactividad Infantil: como controlarla