Inicio > Semanas de Embarazo > 32 semanas de Embarazo

Semana 32 de Embarazo

Mamá:

Ahora que estás embarazada, el volumen de tu sangre es un 40 ó 50 por ciento mayor, pues tu cuerpo debe ocuparse también de tu hijo. A su vez, este exceso compensará la sangre que tal vez pierdas cuando des a luz.

Tus pechos ya han empezado a desarrollar leche y notarás que generan calostro, un líquido que alimentará a tu bebé hasta que comiences a producir leche. Asimismo, experimentarás contracciones de Braxton Hicks, que aunque son totalmente normales, si superan las cinco en una hora, es necesario que lo consultes con tu doctor, ya que puede ser un síntoma de parto prematuro.

Aumentarás cerca de medio kilo por semana y tu vientre se verá mucho más abultado. Como consecuencia, tendrás problemas para conciliar el sueño, además será más difícil que conserves una postura adecuada, y aún más, que mantengas un buen equilibrio. Para descansar mejor, trata de acomodarte con almohadas y usa posiciones más confortables. Quizás percibas cierta falta de aire, pues tu útero empuja hacia arriba, presionando el diafragma y el abdomen.

Tu bebé alcanza el espacio que ocupan tus pulmones, por lo que tu respiración cambiará con el pasar de las semanas. Asimismo, invade parte de la capacidad de tu estómago, por lo que es aconsejable que consumas cinco o seis comidas pequeñas al día, en vez de dos o tres más abundantes.

Si adviertes dolores de estómago, o sientes que tu bebé hace presión hacia abajo o se mueve menos de lo habitual, consúltalo con un especialista. De igual manera, si se te nubla la vista, o tienes un flujo vaginal anormal y con rastros de sangre, debes acudir de inmediato a un centro médico.

Asimismo, tus músculos abdominales se están extendiendo, el tamaño de tu útero presiona algunos nervios, y producto de las hormonas, tus ligamentos se dilatan. Este conjunto de acontecimientos produce molestias y dolencias en tu trasero y caderas. No obstante, si el dolor es muy persistente, y percibes cierto hormigueo, es mejor que llames a tu doctor.

En esta etapa te cansarás más al subir una escalera o caminar tramos muy largos, ya que has aumentado considerablemente de peso. Es necesario que descanses cuando te sientas demasiado débil, pues tu cuerpo no es el mismo de antes.

Bebé:

Tu hijo pesa entre 1,8 y 2 kilos, y mide entre 38 y 43 centímetros. Su apariencia ya se asemeja a la que tendrá al nacer, solamente requiere estar un poco más robusto antes de venir al mundo. Sin embargo, su piel es más gruesa, y si naciera ahora sus probabilidades de vida serían de un 85 por ciento.

Según estudios científicos, en la semana 32 su cerebro no se diferencia tanto del que tendrá al nacer. Aunque antes se precisaba que el desarrollo mental comenzaba al nacer, hoy se cree que los bebés ya piensan estando en el útero, y que además pueden memorizar ciertas cosas. En este período tu hijo será capaz de idear su primer recuerdo.

Sus uñas están casi formadas, por lo que, aunque suene increíble, tendrás que cortárselas al poco tiempo de venir al mundo Algunos bebés ya poseen cabello en esta fase, pero en otros casos, sólo tienen un vello muy fino.

Aunque su tamaño ya colma el espacio de tu útero, esto no significa que su actividad deba disminuir. Los bebés no bajan su dinamismo con el pasar de las semanas, y si esto ocurre es necesario que acudas inmediatamente a tu doctor.

Tips:

Si tu embarazo te ha impedido disfrutar de ciertos tragos como la champaña, puedes realizar un coctel sin alcohol en tu casa, con jugo de frutas acompañado de agua soda o una bebida Ginger.

Ideas para disfrutar tu embarazo:

Este es un buen momento para hacerte un regalo, desde esta semana hasta la semana 36 tu guatita está perfecta para hacerle un molde de yeso que luego se pinta a tu gusto para así colgarlo en tu casa como un recuerdo para siempre.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV