Inicio > Semanas de Embarazo > 14 semanas de Embarazo

Semana 14 de embarazo

Mamá:

Tu útero ha crecido de manera considerable, y empieza a notarse tu pancita. Es tiempo de que consideres utilizar ropa más holgada. Si no es tu primer embarazo, puede que ya notaras estos cambios.

A pesar de los cambios, tu vientre no ha crecido tanto, por lo que no te sentirás tan molesta. La fatiga, las náuseas, y el dolor de pechos, se desvanecerán en este período, o bien, te sentirás más aliviada. Estarás más vigorosa y te irás adecuando más a los cambios que estás experimentando.

En esta etapa tu doctor te solicitará un análisis de múltiple marcador, el cual revelará las probabilidades de que tu hijo posea Síndrome de Down u otra anomalía cromosómica. Se realiza, por lo general, entre las semanas 14 y 20 del embarazo. En este examen se introduce una aguja muy fina para extraer una muestra de líquido amniótico, que luego será analizada.

Es posible también que tu médico te indique una amniocentesis, un examen que se realiza entre las semanas 14 y 20 del embarazo, y que se le pide a quienes tienen una historia familiar con defectos congénitos, o si la edad de la futura madre supera los 35 años. El riesgo de inducir un aborto espontáneo con este examen es muy bajo. De todos modos, consulta esto con tu especialista.

De acuerdo al desarrollo de tu bebé, tu doctor estimará si es necesaria la realización de estos exámenes, por lo que debes estar tranquila si en esta semana no te los solicitan.

El bebé:

Ya estás en el segundo trimestre de tu embarazo, ahora tu bebé mide 10 centímetros y su peso es de unos 30 gramos, más o menos. Las partes básicas de su cuerpo, tanto interna como externamente, ya están constituidas. Ya tiene cejas, y en su cabeza empieza a asomarse cabello. Sus ojos se están trasladando a la parte delantera de su rostro, alejándose de los costados de éste.

En esta semana las orejas de tu hijo ya están en su lugar definitivo, sin embargo, continuarán creciendo las semanas que vienen. También es posible que mueva su cabeza de un lado a otro. Tu bebé ahora hace muecas y puede que tenga actos reflejos como chuparse el dedo, debido a que se han desarrollado mejor los músculos de su cara.

Sus brazos se alargarán más al término de esta semana, y se apreciarán en mayor proporción con su cuerpo. En tanto, sus piernas aún no se desarrollan completamente, y deben crecer más para alcanzar su porte adecuado. Puede empuñar sus manos, y flexionar sus muñecas y codos, ya que sus músculos principales responden al impulso cerebral.

Tu hijo está envuelto con un vello fino llamado lanugo, que tiene como misión proteger la piel de su cuerpo. Estas pelusas seguirán aumentando hasta el fin del tercer trimestre, para desaparecer luego, antes de nacer.

Durante esta semana, el cuerpo de tu bebé crece de manera más veloz que su cabeza, y ya se puede divisar su cuello. También se desarrolla su aparato reproductor; si es niña, sus ovarios y si es hombre, su próstata. Su glándula tiroides ya ha madurado, por lo que empieza a producir hormonas. Podrás oír los latidos de su corazón.

En el segundo trimestre, las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo son casi nulas.

Tips:

Durante el embarazo es muy bueno leerle en voz alta a tu hijo. Aunque suene increíble, tu bebé en el útero recordará el ritmo con que le lees. Esto es muy positivo para su desarrollo cerebral, así que busca un libro entretenido y comienza con esta actividad.


babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV