Atención prenatal: 3º trimestre de embarazo

embarazada

En este último trimestre de tu embarazo lo más probable es que vayas a ver al médico cada dos semanas, entre la semana 28 y la 36. Después de eso tendrás chequeos una vez a la semana.

Esto es una idea de lo que hará el médico en las consultas de atención prenatal del tercer trimestre de tu embarazo

¿Cómo te sientes?

Nuevamente, lo primero será preguntarte cómo te has sentido. A continuación revisará los temas surgidos en tu control anterior y resultados de análisis realizados que haya recibido. Ahora preguntará si has sentido contracciones o malestares como dolores de cabeza o hinchazón.

Preguntas sobre los movimientos de tu bebé

¿Qué tan seguido sientes que el bebé se mueve?, esta pregunta la hará y sin duda también te va a recordar que le informes si notas que tu bebé está menos activo. Puede incluso que lleves una cuenta de los golpecitos que te da tu bebé en un lapso de tiempo determinado.

Examen físico

En la revisión física, el médico te va a pesar y a medir la presión arterial y te revisará los tobillos, el rostro y las manos para ver si hay hinchazón. Va a controlar el ritmo cardíaco del bebé, revisará tu abdomen y medirá la altura uterina para comprobar que el crecimiento de tu bebé vaya dentro de los parámetros adecuados. Si ocurre que el tamaño del bebé no es apropiado, se te hará un ultrasonido para visualizar el crecimiento fetal y la cantidad de líquido amniótico.

A esta altura es posible que el médico pueda decirte si el bebé está o no en a posición ideal para el nacimiento, es decir cabeza abajo. Si ya estás en la semana 36 y tu doctor no está seguro de que el bebé se encuentra en la posición ideal, programará una ecografía para confirmarlo.

Si tu embarazo se ha prolongado más allá de la fecha prevista, el médico te va a examinar el cuello del útero para decidir si es recomendable o no inducir el parto. También tratará de determinar si la cabeza del bebé está “encajada” en la cavidad de tu pelvis mediante un examen vaginal.

Inyección de inmunoglobulina-Rh

En caso de que tu sangre sea Rh-negativo y la del padre no lo sea o no lo sepa con seguridad, es necesario que te hagas una examen para ver si tienes anticuerpos. Luego de esto, se te aplicará una inyección de inmunoglobulina-Rh para prevenir problemas en el transcurso de tu embarazo y para asegurar que no vayas a tener en el futuro un bebé con sangre Rh-positivo.

Examen para descartar el estreptococo B

Existe una infección bastante común llamada estreptococo del grupo B. Entre la semana 35 y la 37 el médico va a sacar una muestra de la vagina y el recto para descartar la presencia de esta infección. Si das positivo en el análisis, se te administrarán antibióticos durante el parto.

Otros análisis que podrían ser necesarios

Esta es una descripción de otros exámenes que podrían realizarte en este último trimestre de embarazo en función de tus condiciones particulares:

Glucosa. A comienzos del trimestre.

Anemia. En especial si tuviste anemia en la primera parte de tu embarazo

Nuevos exámenes para detectar enfermedades de transmisión sexual, en caso de que presentes riesgos.

Ecografía para ver la ubicación de la placenta, en caso de antecedente de placenta previa o baja en una ecografía anterior.

En un embarazo de riesgo alto o también si tu médico esta particularmente preocupado por ciertas dificultades que has presentado, va a programar otros análisis. Por ejemplo un perfil biofísico o un mayor número de ultrasonidos.

En un embarazo normal, pero que se haya prolongado más allá de la fecha prevista inicialmente por el médico, también tendrás que hacerte más exámenes. Aproximadamente entre la semana 40 y la 41 se te hará un perfil biofísico en el que también se evalúe el ritmo cardíaco de tu bebé, más una ecografía para determinar tu nivel de líquido amniótico.

Aun en caso de que todo esté bien, si es que no has tenido a tu bebé a la semana 42, el parto será inducido para evitar los riesgos que aumentan mucho pasado ese límite de tiempo.

Recomendaciones a la espera el parto

Luego de repasar los cambios que debieras notar entre este control y el próximo, el médico te explicará detalladamente los síntomas que indican que el parto esta por venir y en qué momento debes llamar y dirigirte a la maternidad.

Preguntas acerca del parto y nacimiento

Aclara todas tus dudas acerca de cómo va a ser el parto. Recuerda consultar todas las inquietudes que te hayan venido a la mente, es importante que lo hagas porque así podrás planificar tu parto y aligerar la presión y ansiedad que podrías llegar a experimentar.

El postparto

Lo más probable es que no quieras ni puedas tomar ciertas decisiones importantes inmediatamente después de haber dado a luz. Estas últimas visitas de control médico son una buena oportunidad de que te anticipes e informes a tu médico de ciertas cosas que quieras hacer, como por ejemplo si vas a circuncidar a tu niño, si vas a darle pecho, o cuál es el método anticonceptivo que has pensado usar luego de tener a tu bebé.



Relacionados

Te puede interesar:

Logra sobrevivir la bebé más pequeña del mundo