26 semanas de embarazo

26 Semanas de Embarazo: ¡Empieza a abrir sus ojitos!

Tu bebé está cada vez más conectado con lo que sucede en el exterior, empieza a abrir sus ojitos, estira sus brazos y piernas cuando escucha sonidos muy fuertes. Aumentó bastante de peso y esa grasita que ha ido acumulando hasta estas 26 semanas de embarazo, le servirá para mantener una buena temperatura corporal cuando nazca.

El desarrollo de tu bebé

  • Tu bebé mide entre 35 y 36 cm (cerca de 14 pulgadas).
  • Pesa aproximadamente 760 gramos.
  • Respira de vez en cuando un poquito de liquido amniótico como practica del aire que respirará cuando nazca.
  • Si es un varón, sus testículos empezarán a descender hacia su escroto.
  • Empieza a abrir sus ojos, ensayando el ejercicio de parpadear.
  • Se mueve mucho más que antes.
  • Pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, pero cuando está despierto es muy activo.

Cambios en tu cuerpo

  • Es posible que tu precisión sanguínea suba un poco en estas semanas.
  • Quizás estés sufriendo estreñimiento, es normal en el embarazo pero igualmente infórmale a tu doctor.
  • Puede que estés sintiendo molestias en tu pelvis debido a tu bebé se está desarrollando con rapidez y tu vientre está creciendo.
  • Has subido considerablemente de peso y lo sientes especialmente en tu vientre y muslos.

¿Cómo te sientes?

  • La subida de peso seguramente hace que estés más cansada, que hayas tenido que cambiar de ropa y que empieces a sentirte incomoda. Nuevamente te recordamos que es perfectamente normal por lo que estás pasando y ya queda muy poco para recibir la gran recompensa, tener en tus brazos a tu bebé, así que mucho ánimo y no te obsesiones con el peso. Todo volverá a su lugar. Sí trata de mantener una alimentación sana y balanceada, especialmente para no exponerte a ti y a tu bebé a riesgos como la preeclampsia.
  • Debes cuidar tu postura, el peso de tu vientre hace que arquees tu espalda, pero es recomendable que te pares derecha y mantengas una posición adecuada.

Tus 26 semanas de embarazo:

Tu pancita crece sin parar y esto genera algunas molestias como por ejemplo que sientas picazón por el estiramiento de tu piel, sufrirás cambios en la presión sanguínea o dolorcitos en tu pelvis por el incesante crecimiento de tu bebé.

Tu digestión se vuelve más lenta o si estás consumiendo suplementos de hierro puedes notar que estás un poco estreñida.

Consejos para combatir el estreñimiento

  • Privilegia la ingesta de fibra. Evita el pan blanco o arroz blanco, elige alternativas ricas en fibra como el pan de trigo integral y arroz integral. Comprueba cuidadosamente los ingredientes.
  • Prefiere las Frutas y verduras. Añade jugo de ciruelas o ciruelas enteras a tu dieta. También come frutas y verduras crudas. Trata de comer mangos, papayas, ciruelas y duraznos. Algunas mujeres sostienen que el plátano y la manzana fomentan el estreñimiento.
  • Bebe más líquidos. El agua es el mejor laxante que existe en la naturaleza y cuando estás embarazada necesitas una gran cantidad de líquido. Ahora, si no te gusta el agua pura, bebe un jugo, leche o un refresco natural, cualquier cosa puede mantenerte hidratada. Ten en cuenta, sin embargo, que beber en gran cantidad jugo o refrescos naturales podría provocar un sobrepeso significativo.
  • Haz ejercicio con regularidad. Las caminatas, la natación, la bicicleta fija y el yoga te pueden ayudar a aliviar el estreñimiento.
  • Presta atención a tu cuerpo. Si tienes ganas de ir al baño, no lo dejes para después.

Tu espalda

Ten cuidado con las posturas de tu cuerpo, es importante que cuides tu espalda, sobre todo ahora que tu pancita ha crecido bastante.

La presión arterial

Debes saber que durante el último trimestre puedes sufrir de presión arterial alta e hinchazón, lo que se denomina preeclampsia.

Si fuese tu caso, puedes sufrir un incremento de peso fuera de los parámetros normales. Tus manos y pies se pueden hinchar considerablemente y sentir fuertes dolores de cabeza.

* Si experimentas alguno de estos síntomas consulta de inmediato con tu médico. Mientras más rápido detecten la preeclampsia, será mejor para ti y tu bebé. Si bien los síntomas pueden parecer propios de un embarazo normal, no dejes de ir a tu doctor para confirmar que no sea nada grave.

Los avances del bebé:

De a poco tu bebé empieza a abrir sus ojos, hasta las 26 semanas de embarazo los mantuvo cerrados para que se le formara la retina.
Está cada vez más conectado con lo que sucede en el exterior y estira sus brazos y piernas cuando escucha sonidos muy fuertes. Asimismo tragar líquido amniótico colabora que el desarrollo de sus sistema digestivo.

Con 26 semanas de embarazo aumentó bastante de peso y esa grasita que ha ido acumulando, le servirá para mantener una buena temperatura corporal cuando nazca. De todas formas, al nacer y pasado unos días es normal que baje un poquito de peso.

¿Cómo luce el bebé?

Su piel de a poco pierde su transparencia y es muy delicada. Se encuentra protegida del líquido amniótico por la vérnix, que es una capita grasosa que le brinda máxima protección.

Se mueve muchísimo y si pudieras verlo, te darías cuenta de cómo se chupa su dedo con frecuencia.

ilustración 3d feto 26 semanas

¿Cuánto ha crecido el bebé?

El bebé a las 26 semanas de embarazo mide entre 35 y 36 cm (cerca de 14 pulgadas) y pesa alrededor de 760 gramos.

Recuerda que estos datos son una referencia, no te asustes si no concuerdan exactamente con tu ecografía.

Relacionados