Inicio > Semanas de Embarazo > 18 semanas de Embarazo

18 Semanas de embarazo

Mamá:

Tu cuerpo ya refleja tu embarazo, y comienzas a planear la vida junto a tu bebé. En los dos últimos trimestres es recomendable que te recuestes sobre tu costado izquierdo, ya que si lo haces de espaldas tu útero presionará las venas de la pelvis, en especial la vena cava, encargada de trasladar la sangre de tus piernas al corazón. El descansar sobre tu lado izquierdo permite suprimir la presión. Puedes ubicar almohadas en el sector de tu cadera para estar más aliviada.

Las náuseas y la fatiga son casi imperceptibles en las 18 semanas de embarazo. En tanto, debes adecuar tu vestidor a tu nueva figura, ya que en este período tu vientre y tus senos crecerán de manera considerable.

Tu apetito aumentará en esta etapa, y si ya no sufres de náuseas, podrás elegir con libertad lo que deseas comer, incluso mostrarás antojos. Sin embargo, es trascendental que recuerdes que todo lo que consumas afectará al desarrollo de tu bebé, por lo que debes procurar alimentarte de frutas y verduras, para que tu hijo nazca saludable.

Aunque hay comidas que son muy sabrosas, no todas presentan los minerales y vitaminas necesarios en esta etapa. Para no pasar hambre es recomendable consumir, además de las tres comidas diarias, pequeñas colaciones intermedias. Preocúpate además de no perder tus comidas habituales, ya que esto puede alterar los niveles de azúcar y provocar malestares como mareos.

Bebé:

Tu bebé ya mide 14 centímetros de largo y pesa y 150 gramos. Sus ojos y sus orejas ya están en su lugar definitivo. Ya se mueve con más entusiasmo, puede patear, succiona su pulgar y agita sus manos.

Tu hijo ya consigue escuchar los latidos de tu corazón, pues las terminales nerviosas del cerebro y los huesos del oído interno están lo suficientemente desarrollados. Además, ya posee sus cuerdas vocales y está preparado para llorar.

Ahora podrías verlo hacer gestos con su rostro, como bostezar, además podrá presentar hipo. En esta semana es posible que sientas sus movimientos, ya que agita sus manos y patea con más vigor. Si no es tu primer bebé, esto será reconocible de inmediato. Pero si eres primeriza, puede que necesites más tiempo para identificar este hecho.

El estómago de tu hijo ya está funcionando, éste entrena su aparato digestivo tragando fluido del líquido amniótico. En esta semana las trompas de falopio y el útero ya están formados en las niñas, mientras la próstata se encuentra totalmente desarrollada en los niños.

Posiblemente tu médico te indique realizar una ecografía, en ella se observará la evolución de tu bebé y su anatomía. Con este examen podrás identificar posibles anomalías en tu hijo.

Tips:

Si sufres de hemorroides y várices es recomendable que bebas mucha agua, y que intentes mantener tus pies en alto. La presión que tu bebé está produciendo es considerable, por lo que debes intentar descansar lo necesario para sentirte con ánimo.


 

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV