14 semanas de embarazo

14 Semanas de embarazo: ¡Tu bebé ya frunce el ceño!

Ya tienes 14 semanas de embarazo, Ya no sentirás tantas molestias como en las semanas anteriores, si no desaparecen irán aminorando considerablemente.

El desarrollo de tu bebé

  • Mide entre 8 y 9 cm. (3,42 pulgadas).
  • Pesa unos 43 gramos.
  • Ya tiene cejas y empieza a asomarse el cuello.
  • Sus ojos se están trasladando a la parte delantera de su rostro.
  • Las orejas ya están en su parte definitiva.
  • Es posible que mueva su cabeza de un lado a otro.
  • Tu bebé ya hace muecas y puede que se empiece a chupar el dedo.
  • Frunce el ceño y aprieta los ojos.
  • Puede empuñar sus manos además de flexionar sus codos y muñecas.
  • Tu bebé está envuelto en un vello muy fino llamado lanugo.
  • Se desarrolla su aparato reproductor.

Cambios en tu cuerpo

  • Ya no sentirás tantas molestias como en las semanas anteriores, si no desaparecen irán aminorando considerablemente.
  • Te sentirás con más energía y te irás adecuando a los cambios que experimentas.
  • Las posibilidades de un aborto espontáneo se han minimizado en esta etapa de tu embarazo.

¿Cómo te sientes?

  • Es normal que estés preocupada por tantos cambios y tanta información que te llena, trata de estar tranquila y disfrutar este único período que vives. Recuerda, es una experiencia única que llenará tus recuerdos.

Tus 14 semanas de embarazo:

Tu pancita ya se deja ver y la ropa nueva que se adapta a tu cuerpo será tu mejor aliada. Recuerda que la ropa holgada es mejor, te hará sentir más cómoda.

No quieras aferrarte a “ese” par de jeans o a “esa” blusa en particular, como queriendo hacer de cuenta que nos has engordado nada.

Solo conseguirás sentirte frustrada cuando no quepas en esas prendas. Disfruta de este momento y de tu ropa nueva y guarda la de siempre para más adelante.

Posibles exámenes

Entre las 14 semanas de embarazo y las 20 semanas, se realizan una serie de estudios para determinar la probabilidad de que tu bebé tenga alguna anomalía cromosómica como el Síndrome de Down.

También pueden indicarte una amniocentesis en el caso de que en tu familia haya antecedentes de enfermedades congénitas o si eres una mamá de más de 40 años. Estos estudios suponen un riesgo mínimos de aborto espontáneo, por eso es importante que te asesores muy bien.

Cualquiera sea el resultado de esos estudios, recuerda que no indican la certeza de haya algo malo en tu bebé, son solo indicadores de probabilidad. Lo más importante es estar tranquila y siempre pensar en positivo.

Si no te piden estos estudios es porque tu médico considera que no es necesario. Consulta todas tus dudas con tu doctor.

Lo que sientes

Quieras o no, te has ido adaptando a esta nueva vida. El cansancio, náuseas y dolor de tus mamas van desapareciendo y te sientes con energías renovadas.

Si bien tu vientre ha crecido en estas 14 semanas de embarazo, aún no ha aumentado de tamaño lo suficiente como para que te cause molestias.

Conéctate con tu bebé

Tu bebé es real y se está desarrollando en tu vientre, es una vida que está formándose y día a día toma más fuerza. Conéctate con él o ella, háblale, está ahí esperando escuchar a su mamá.

Ideas de estimulación prenatal

Puedes dejar caer agua sobre la barriga, alterando la intensidad del agua, lo que el bebé captará como diversos sonidos en el interior de ésta.

Una manera de estimular el sentido del oído es generar ruidos suaves con sonajeros u otro tipo de juguetes cerca del vientre.

Otra buena idea es cantarle y leerle, para que vaya asimilando las voces de sus papás y se calme más fácilmente cuando las escuche una vez que nazca. Se le pueden leer cuentos o libros más complejos que estimula su creatividad e inteligencia temprana.

Sea lo que sea que elijan, se tiene que crear una rutina diaria, en un mismo horario (la mamá puede poner una alarma o recordatorio en su teléfono con este fin). De esta forma, se crea una herramienta muy útil que servirá en el futuro, cuando el bebé esté inquieto o llore sin parar.

Para estimular la visión del bebé, la mamá puede estar en una habitación con mucha luz y descubrirse el vientre por 30 segundos y luego apagar la luz, repitiendo varias veces.

Lee el artículo completo sobre los beneficios de la estimulación prenatal si quieres saber más.

Los avances del bebé:

Tu bebé ya mide de 8 a 9 cm y pesa alrededor de 43 gramos. Para que te hagas una idea, tu bebé es aproximadamente del tamaño de un limón amarillo. ¡Imagínate!

Ya tiene un poquito de cabello en su cabeza, tiene cejas y sus ojos continúan acomodándose. Sus orejas ya se han ubicado en su lugar definitivo.

Si tuvieras un ecógrafo en tu casa y lo vieras todo el día, observaras cómo se divierte haciendo muecas, chupándose el dedo, entre otros. Pues los músculos de su cara ya se ha formado.

Sus brazos están más proporcionados en relación a su cuerpo, sus piernas continúan en pleno desarrollo. Sólo han pasado 14 semanas de embarazo y ya flexiona su muñeca y su codo.

Un vello muy fino llamado lanugo cubre su cuerpo, es como una pelusilla que aumentará hasta finales del tercer trimestre y que cuando nazca desaparecerá.

Su cuerpo crece muy rápido y ya se alcanza a ver su cuello. El aparato reproductor también se desarrolla en esta etapa. Si es varón, su próstata y si es una nena, sus ovarios.

Comienza con su producción de hormonas. Ya puedes estar tranquila, las probabilidades de un aborto son prácticamente nulas en el segundo trimestre.

ilustración 3d feto 14 semanas de embarazo

Consejos

Es un buen momento para leerle a tu bebito. Él o ella recordará tus expresiones al hacerlo, además es muy bueno para el desarrollo cerebral.

Háblale todo el tiempo y dile a tu entorno que también lo haga, entonces cuando nazca las voces de su familia le serán conocidas y se sentirá más tranquilo.

Todo este tipo de conexiones con tu bebé, no hacen más que fortalecer el lazo que los une de por vida.

Relacionados



15 semanas de embarazo
Te puede interesar:

15 Semanas de embarazo: Despídete de las náuseas