Inicio > Recién Nacido > Oídos del recién nacido

Oídos del recién nacidoOídos del recién nacido

Los sentidos son muy importantes para todos los bebés, ya que a través de ellos aprenden lo que necesitan saber del nuevo mundo donde van a vivir. Sin embargo, un recién nacido puede presentar problemas en los oídos.

Experto: Ana Muñoz, matrona coordinadora de Neonatología y Sala Cuna de Clínica Dávila

Todos los sentidos son fundamentales para el recién nacido, pero sobre todo el oído y la vista, pues ellos le ayudan a conocer el nuevo entorno que lo rodea. El bebé se esmera en descubrir y explorar todo lo que se presenta delante de él, ya que durante nueve meses estuvo acostumbrado a un ambiente líquido, oscuro pero muy cómodo y a una temperatura ideal para él. Por esto, pon especial atención con los oídos del recién nacido.

Sin embargo, según la matrona Coordinadora de Neonatología y Sala Cuna de Clínica Dávila, Ana Verónica Muñoz, cifras indican que aproximadamente, 3 de cada 1000 niños nacidos en Chile, presentan alteraciones en la audición, parcial o total (hipoacusia y sordera), tan importante para aprender a hablar. Hasta hace un tiempo, lamentablemente, los problemas que un recién nacido tenía en el oído, eran detectados a una edad más avanzada: etapa preescolar o más adelante.

Afortunadamente, gracias a los avances de la ciencia, esta realidad cambió. Hoy en día, los exámenes, además de ser muy buenos, se pueden hacer cuando el recién nacido duerme y demora sólo unos minutos. Así, el bebé no despierta llorando ya que no le producen dolor ni incomodidad. Existen otros exámenes que se realizan con el niño despierto, también son rápidos y no causan dolor.

En Santiago, puedes realizar el exámen otoacústico en Clínica Dávila y en Clínica Indisa, inclusive si el bebé nació en otra institución de salud. El costo va desde los $14.000 a los $19.000 pesos, según el lugar que escojas para realizarlo.

Un problema auditivo puede afectar a cualquier persona. Existen algunos síndromes conocidos como: síndrome de Usher, síndrome Waardenburg, además de otras enfermedades clasificadas como infecciones congénitas.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV