Inicio > Postparto > Menstruación post parto

Menstruación luego de dar a luz Menstruación post parto 

La lactancia es el principal factor que determina la duración de la amenorrea o desaparición de menstruación tras el parto. Es importante que durante el tiempo en que no reaparezca tu período tomes precauciones para evitar un embarazo no planificado.

Tras el parto la menstruación tarda un tiempo en aparecer, así como puede ser un mes pueden ser seis y es probable que sea muy diferente a los períodos que se tuvo antes del embarazo. Por qué se tarda el período o qué métodos anticonceptivos se deben utilizar en esta etapa son algunas de las preguntas que facemama.com investigó para ti.

La falta de ovulación durante un período luego del parto se llama amenorrea y la cantidad de tiempo que dure va a depender principalmente de si la madre amamanta o no. Pero también existen otros factores que inciden en menor medida, como las circunstancias en que se encuentre la mujer mientras amamanta y, obviamente, las características del cuerpo de cada una.

En los casos donde no se amamanta al bebé, es normal que los ovarios comiencen su funcionamiento al mes después de haber dado a luz, aunque en algunas mujeres puede llegar a tardar dos o tres meses, lo cual no implica necesariamente que no se está ovulando y por eso se deben tomar medidas, como las que te indicamos más abajo, para evitar un embarazo no planificado.

En los casos donde se amamanta, la ausencia del período se debe a que cuando el bebé succiona el pezón de la madre para alimentarse, junto con la leche se produce una sustancia llamada prolactina, que inhibe el funcionamiento ovárico y la fertilidad de la mujer.

Si estás amamantando exclusivamente, es decir, el único alimento que recibe tu hijo es la leche materna, este ciclo sin ovulación -conocido como anovulación- puede durar algunos meses, un año o inclusive más; aunque lo normal son seis meses y si pasado ese tiempo aún no se presenta la menstruación, es aconsejable consultar a un especialista.

Sin embargo, la lactancia exclusiva depende de los horarios del bebé ya que la madre debe dar pecho cuando él lo necesite, esto significa que durante el día entre una y otra lactancia no debe haber más de cuatro horas y, en la noche, el espacio no debe superar las seis horas.

Si se le da algún tipo de leche artificial o se alimenta a determinadas horas, esto inhibirá la producción de prolactina y el funcionamiento ovárico comenzará antes.

Vale decir, si amamantas al bebé con mayor frecuencia más durará la amenorrea y, por ende, más se tardará en regresar el período.

Es normal que la menstruación regrese muy distinta a como era antes del embarazo, puede durar dos días o más de una semana, inclusive puede llegar con síntomas pre menstruales (SPM) diferentes, como dolor de cabeza excesivo que antes no presentaba. Pero esto es frecuente y las causantes son las hormonas producidas durante la lactancia, que sólo se regularán una vez que ésta termine.

Amenorrea y fertilidad

Está comprobado que la lactancia completa o casi completa disminuye en un 98 por ciento las posibilidades de embarazo o fertilidad hasta la aparición de la primera menstruación post parto, es decir, hasta seis meses aproximadamente.

Sin embargo hay mujeres que ovulan inmediatamente después de haber tenido a su bebé y no presentan sangrado, independiente de la producción de prolactina; así es que no se puede confiar plenamente en la amenorrea como método para evitar embarazos no planificados, porque se puede estar dentro del 2 por ciento de las mujeres a quienes la lactancia no les disminuye la fertilidad.

Es aconsejable comenzar a cuidarse desde el momento en que se reinicia la vida sexual tras el parto.

Métodos anticonceptivos durante el período de amenorrea

Los especialistas aconsejan que en el período de lactancia no se utilicen métodos anticonceptivos hormonales, ya que no existe certeza respecto a la incidencia de estos en el desarrollo del bebé. A este tipo de anticonceptivo corresponden las pastillas anticonceptivas y los anillos vaginales por ejemplo.

Algunas opciones anticonceptivas durante esta etapa y que no afectan al recién nacido son:

  • Abstinencia periódica.
  • Métodos de barrera: como preservativo o diafragma, aunque este último debe ser usado cuando hayan transcurrido alrededor de seis semanas del parto.
  • DIU: también conocida como la T de cobre. La lactancia es una de las mejores etapas para aplicar este método, ya que resulta menos doloroso y molesto; eso sí, se debe poner pasadas las cuatro semanas del nacimiento.
  • Esterilización quirúrgica: La lactancia también es una buena etapa para realizar esta operación porque la pareja no requerirá de protección adicional.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV