Inicio > Parto > Parto cuando el bebé viene sentado

Parto cuando el bebé viene de nalgas o sentado Parto cuando el bebé viene sentado

Un parto de nalgas ocurre cuando tu bebé no ha adoptado la posición habitual para el nacimiento, y tiene su cabecita en la parte superior del útero.

El cambio de posición de tu bebé debiera ocurrir aproximadamente a los ocho meses, cuando ya hay poco espacio dentro del útero y comienza a optimizar su reducido entorno poniéndose cabeza abajo, en la denominada presentación cefálica y es lo más común, pero ¿qué pasa en el parto cuando el bebé viene de nalgas o sentado?

De los embarazos a término, es común que el bebé venga sentado. Primero que todo, debes saber que existen varios tipos de posición de nalgas o sentado. Si tiene las nalgas abajo, piernas dobladas y pies cerca de la cabeza, se llama nalgas francas. Si tienen las nalgas abajo y sus piernas cruzadas, se llama posición podálica o nalgas completa. En los casos en que el bebé tiene uno o ambos pies abajo, se denomina posición podálica.

Lo habitual es que el médico, con sólo tocar tu abdomen, detecte la posición en que se encuentra tu bebé. En caso de dudas al respecto, puede hacerte un tacto vaginal para identificar la parte del bebé que está en la pelvis. En ciertos casos podría necesitarse una ecografía para determinar la posición de tu bebé.

Lo más probable es que si tu bebé está de nalgas te hagan una cesárea. Es la manera menos riesgosa de tener un bebé que no está en la posición adecuada. No obstante, si se da el caso de que cuando llegues al hospital ya estés a punto de dar a luz, puede que tengas un parto vaginal con el bebé de nalgas.

¿Qué es lo que ocurre si se acerca la hora del parto y mi bebé sigue de nalgas?

Si estás ya en la semana 37 de tu embarazo y tu bebé sigue con las nalgas hacia abajo, posiblemente tu médico te aconseje realizar un procedimiento denominado “versión cefálica externa” (VCE), con el fin de dar vuelta al bebé. La VCE es un método en la que, presionando tu abdomen y manipulando el cuerpo del bebé, se logra ubicarlo cabeza abajo. Esta técnica funciona en alrededor de un 58 por ciento de los casos, en los restantes, o bien el bebé se resiste a moverse, o luego de una VCE exitosa retoma la posición de nalgas.

No siempre puede hacerse una VCE. El procedimiento no se te aplicará si es que tienes un embarazo con ciertas dificultades, como por ejemplo poco líquido amniótico o pérdida de sangre. Tampoco si se ha decidido de antemano que te harás una cesárea.

Es importante que tengas en cuenta que una VCE conlleva algunos riesgos y en algunos casos puede producir bastante dolor. Es necesario que analices las ventajas y desventajas de este método con tu médico. Este procedimiento debiera realizarse con un monitoreo constante del bebé a través de una ecografía, y en una sala equipada para cesárea de emergencia en caso de complicaciones severas.

¿Puedo dar vuelta a un bebé de nalgas por mis propios medios?

No es posible asegurar que estas técnicas sean efectivas, pero no debieran ser riesgosas. Recuerda consultar a tu médico o matrona antes, si es que decides emplearlas.

  1. Posición de tu cuerpo que le permita girar a tu bebé. Hazlo desde la semana 32, dos veces al día durante algunas semanas. Recuéstate sobre tu espalda y levanta la pelvis unos 25 centímetros, luego pon unas almohadas debajo para mantener la posición y quédate así unos 10 minutos. También puedes ponerte de rodillas y apoyar tus antebrazos en el suelo, quedando con la pelvis levantada durante el mismo tiempo.
  2. Moxibustión. Esta es una técnica china antigua que se basa en el estímulo de los puntos clave según la digitopuntura, mediante el uso del calor producido por hierbas quemadas. Hay algunos estudios que sostienen que este procedimiento es beneficioso. En caso de que decidas intentarlo, es importante que contactes a personas calificadas en medicina china o acupuntura.
  3. Hipnosis. Según un estudio, la relajación profunda en base a hipnosis practicada entre las semanas 37 y 40 aumenta las posibilidades de que el bebé se gire. Como siempre, busca a personas de reconocida trayectoria profesional si decides intentar con hipnosis, quizás tu médico te pueda orientar al respecto.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV