Madre ve llorar a los médicos, mira de cerca a los bebés y entiende lo que está pasando

Después de que los médicos sacaran a las gemelas del vientre de Sarah, observaron algo que los impresionó bastante. Todas las personas que se encontraban en la sala de parto quedaron impactados pues nunca habían visto algo similar en una cesárea.

Meses atrás, Sarah y Bill Thistlethwaite, recibieron la noticia de que serían padres de gemelos, algo que los sorprendió y emocionó muchísimo.

Pero dicha felicidad se convirtió en total preocupación cuando los médicos descubrieron que serían gemelos mono amnióticos, lo que quiere decir que los estos proceden de un mismo óvulo fecundado que se divide en dos, dando como resultado gemelos idénticos, lo que significaba que sería un embarazo de alto riesgo.

Debido a eso fue necesario que Sarah ingresara al hospital 57 días antes de la fecha esperada para realizarle cesárea.

Sarah y Bill ya tenían un hijo y esperaban a sus dos gemelas con mucha ilusión, el 8 de mayo del 2014, las gemelas vieron la luz por primera vez.

Las pequeñas salieron con 5 segundos de diferencia, momentos después de que llegaron al mundo, los doctores confirmaron que estas se encontraban sanas y salvas.

Lo más increíble de esta historia fue que al salir del vientre de su madre, los médicos juntaron a las pequeñas y rápidamente al sentirse, las niñas se tomaron de la mano,nadie en la sala de parto lo podía creer, era lo más hermoso que habían visto, tal vez aun no caían en cuenta que ya estaban fuera del vientre o tal vez estas dos pequeñitas serán demasiado unidas y fue su forma de demostrarse que siempre estarán juntas.

Sarah estaba muy contenta por ver a sus dos pequeñitas sanas y salvas mientras que su marido no cabía de la felicidad y emoción, incluso los doctores y las enfermeras se conmovieron al ver como actuaron estas dos pequeñas apenas se sintieron cerca.

Ha pasado un año desde el nacimiento de estas dos princesas, Jenna y Jullian y al parecer cada una ha desarrollado su propia personalidad, aunque aún siguen teniendo algunas cosas en común como caminar agarradas de la mano.

Qué lindo es ver a dos pequeñitas darle la bienvenida al mundo de esta manera, sinónimo de que se van a querer toda la vida y se apoyarán la una a la otra.

No cabe duda que el amor entre hermanos es único y muy especial, estas dos pequeñitas se lo demostraron incluso antes de nacer.



Relacionados

Te puede interesar:

Mujer embarazada soporta los dolores del parto porque quería que su esposo estuviera con ella