Inicio > Noticias: Embarazo y Parto > Prevenir y atenuar estrías del embarazo
Fuente: Luna Rosenmann   
Viernes, 27 de Julio de 2012

Prevenir y atenuar estrías del embarazo

Prevenir y atenuar estrías del embarazo Son una de las consecuencias menos deseables del embarazo.

Aunque muchas creen que controlando el peso se librarán de ellas, lo cierto es que hay otros factores que también influyen. Aquí, todo lo que hay que saber para prevenirlas y combatirlas.

Las estrías son cicatrices definidas como una alteración cutánea provocada por la ruptura de las fibras elásticas (elastina). Esto genera atrofia profunda y superficial de la piel, con adelgazamiento de la epidermis y disminución del colágeno en las capas profundas. Si en nuestra familia estas cicatrices son comunes, y si a eso le sumamos un cambio de volumen importante en nuestro cuerpo, como sucede en el embarazo, utilizar productos que tengan componentes para otorgar elasticidad cutánea es clave para combatirlas.

La dermatóloga Marcela Concha recomienda aquellos que contengan elementos hidratantes, por ejemplo, centella asiática y las fórmulas preparadas con elastina. Se les conoce como cremas antiestrías y, a diferencia de las de tratamiento, pueden aplicarse durante los meses de embarazo siempre bajo supervisión médica.

En esta etapa “hay mujeres que podrían no desarrollar estrías o ser muy tenues”, asegura el dermatólogo de Clínica Dermovein William Romero, especificando que la aparición del problema depende de la predisposición genética, cuánto se suba de peso y de la calidad de hidratación diaria de la piel.

Además de usar fórmulas químicas para humectar, también se puede pedir ayuda a la naturaleza. El aceite puro de almendras, por ejemplo, no tiene aroma y es de lenta absorción. Resulta afín con todo tipo de pieles y posee alto contenido de ácido oleico, tocoferoles esteroles y vitaminas A, B1, B6 y E. El aceite de jojoba es otra opción, contiene vitamina E y se usa como regenerador celular para aumentar la elasticidad de la piel.

Una tercera alternativa se refiere a las cremas de murtilla o murta, una planta que crece en el sur de Chile y cuyas hojas son objeto de estudio porque contarían con principios activos útiles para cicatrizar y proteger la piel. Emma Acevedo, química farmacéutica de la farmacia mapuche Makelawen, explica que a esta planta se le atribuyen propiedades antioxidantes, otro factor que haría de la murta un excelente antiestrías.

Lo nuevo

Las novedades más importantes respecto del tratamiento de las estrías están actualmente en proceso de investigación. Se trata de cremas que dentro de los próximos meses podrían estar en el mercado con fórmulas que abordan de mejor manera un asunto clave del problema en su fase inicial: la inflamación de las fibras elásticas de la piel.

Los productos en investigación incluyen moléculas que afectan la elastina o fibra elástica de la piel. “Son avances que trabajan con elementos revolucionarios que actúan a nivel de la síntesis de las fibras elásticas”, especifica la doctora Marcela Concha, miembro de la Sociedad Chilena de Dermatología (Sochiderm) y profesora asistente de dermatología de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El dermatólogo Patricio Figueroa, fundador en Chile de World Dermatology Institute, explica que entre los tratamientos que realmente funcionan está el peeling con ácido glicólico en concentración alta y necesariamente usado en consultas dermatológicas. La doctora Concha agrega que también se emplea con buenos resultados el ácido láctico y algunos abrasivos. Respecto de estos, Andrea Moraga, especialista en kinesiología estética y directora de Beauty Center, recomienda las microdermoabrasiones hechas con puntas de diamante que se emplean para tratar las estrías surgidas recientemente.

En cuanto a cremas de tratamiento, sirven aquellas con retinoide, sustancia que figura también como uno de los principales antiarrugas y antiacné del mercado, pero que no se puede utilizar durante el embarazo. “Cuando la estría se aprecia roja, hay una inflamación y el retinoide entra en esa zona, la inflama y hace una cicatriz, sellándola y previniendo su crecimiento”, explica la doctora Concha.

Últimas tecnologías disponibles

La radiofrecuencia genera un aumento en la producción de colágeno y ayuda a que las estrías recientes disminuyan de tamaño llegando a ser minimizadas en algunos casos, comenta Andrea Moraga. Según la kinesióloga, en el caso de las estrías blancas, el tratamiento más efectivo es la microelectrólisis percutánea, un innovador sistema que genera producción de colágeno para rellenar las cicatrices. El doctor William Romero explica que “lo más reciente es el uso de nuevos tipos de láseres que producen menor incomodidad en los pacientes y tienen menos riesgos de manchar las pieles más morenas”.

Según el profesional, existen varias clases que han demostrado atenuar estrías, entre ellos el láser ND:YAG 1064 nm, presente en la Clínica Dermovein. También los láseres decolorantes de 585 nm, fraxel de CO2 y fraxel de Erbio no ablativo. Son procedimientos que ayudan a producir colágeno y elastina a nivel profundo, engrosando la epidermis y consiguiendo una mejoría cosmética. Pero si las estrías son nuevas, el láser trabaja deteniendo la vascularización y la inflamación creciente. “Cuando haces eso tienes menos ruptura de fibras elásticas y, por lo tanto, logras muy buenos resultados”, asegura Marcela Concha.

Los efectos del tratamiento se pueden apreciar luego de dos o tres meses, aunque el factor determinante es el láser utilizado y el número de sesiones, considerando también lo severo y extenso de las estrías.

La ayuda del yoga

Además de cremas, la prevención pasa por la actividad física. La doctora Marcela Concha explica que hay estudios que demuestran que el ejercicio aeróbico mejora la elasticidad cutánea al colaborar con la oxigenación general del cuerpo. En la piel, esto baja la cantidad de radicales libres, es decir, de todas las sustancias oxidantes que degradan las fibras elásticas. Y el yoga, en particular, tiene un especial trabajo de elongación muscular que, muchas veces, se acompaña de una extensión cutánea.

Sofía Fahrenkrog, directora de Rekline, Pilates, Yoga y Fitness, explica que para elongar bastan posturas sencillas que debieran realizarse mínimo dos veces a la semana. Entre ellas, recomienda la llamada Bebé Feliz: se hace recostada en el suelo, con las piernas elevadas, separadas y flectadas (como en el parto), al tiempo que los brazos extendidos toman la punta de los pies.

5 datos importantes

Hay tres tipos de estrías: rojas, blancas y violetas o moradas. Las dos primeras surgen por distensión más o menos brusca de la piel cuando no está bien hidratada y/o existe un factor hereditario. Las rojas son recientes, y las blancas, antiguas. Las de color violeta, en cambio, son una anomalía de la piel y se observan cuando hay problemas endocrinológicos por exceso de la hormona cortisol en la sangre o por uso prolongado de corticoides orales o tópicos.

  1. Los tratamientos disponibles consiguen una mejoría cosmética según el tipo de estría y la intensidad del tratamiento, pero nunca se consigue la eliminación completa de la cicatriz.
  2. Los hombres también tienen estrías, pero el problema suele asociarse a las mujeres porque experimentan más cambios en su cuerpo a lo largo de la vida, principalmente, por la adolescencia y el embarazo.
  3. A medida que pasa el tiempo, disminuye el colágeno y la elastina en la piel. Por lo tanto, es esperable que los tratamientos tengan mejor resultado mientras más joven sea la persona.
  4. Usar o consumir productos antioxidantes favorece la elasticidad cutánea. Al mismo tiempo, consumir tabaco afecta la oxigenación del cuerpo y las células de la piel, fomentando la aparición de estrías.
  • Aceite de masaje para estrías, $12.360, Weleda
  • Crema antiestrías, $16.990, Mustela
  • Acción Integral Antiestrías, $23.200, Vichy
  • Mamá y Bebé Emulsión Auxiliar en la Prevención de Estrías, $11.900, Natura
  • Huile Tonic Body Treatment Oil, $34.890, Clarins
  • Bálsamo para el vientre Mama Bee, $8.990, Burt´s Bees.

 

Por: Macarena Anrique

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV