Inicio > Noticias: Embarazo y Parto > Bebés por parto normal son más apegados que los nacidos por cesárea
Fuente: Universidad de Chile   
Jueves, 15 de Abril de 2010

Bebés que nacen por parto normal son más apegados que los nacidos por cesárea.

Bebés que nacen por parto normal son más apegados que los nacidos por cesárea Un estudio de la Universidad de Chile señaló que los niños que nacen por vía vaginal sin instrumentalización de por medio (fórceps o cesárea), tienen mayor tendencia a desarrollar un apego seguro.

 

Cerca de un 80 por ciento de los niños nacidos por vía vaginal tienen una fuerte tendencia a desarrollar un apego seguro, según un estudio denominado "El legado del apego temprano en la salud mental: hacia la prevención e intervención temprana", de un grupo de expertos de la U. de Chile y del Desarrollo.

Un “apego seguro” apunta a que estos bebés confiarán más en la disponibilidad de la figura cuidadora, un hecho que finalmente los puede llevar a desarrollar mejores indicadores de salud física y mental, al mismo tiempo que los hará más resilentes.

"Estos son niños con más iniciativa, que exploran y adquieren con mayor facilidad sus oportunidades de aprendizaje y conocimiento. Asimismo, se enferman menos y sanan más rápido, ya que su sistema inmunológico funciona mejor", explica la doctora Mónica Kimelman, académica del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental Sur de la Facultad de Medicina de la U. de Chile. Asimismo, comenta que estudios recientes demuestran que en los casos en que la vinculación entre niño y madre es armónica, el sistema neuroendocrino del bebé se regula de manera más adecuada, produciendo un nivel más bajo y controlado de la hormona del estrés (cortisol) en situaciones difíciles.

Por otro lado, aquellos menores que tienen un apego inseguro son más propensos a descontrolarse y estresarse, con comportamientos impulsivos e incapaces de manejar la frustración.

Afortunadamente y de acuerdo al estudio chileno, del total de 130 parejas de madre-hijo estudiadas el 73 por ciento presentaba apego seguro. Del resto, el 9 por ciento presentaba un “apego desorganizado”, que es el más complejo de los vínculos inseguros, ya que se correlaciona con trastornos mentales graves y diversas psicopatologías.

El peligro en este caso existe porque "el niño no sabe a qué atenerse porque no puede adivinar la reacción que tendrá la madre o la figura significativa, hecho que lo lleva a desarrollar un modelo mental desorganizado y disociado".

En poblaciones normales de países desarrollados el apego desorganizado es el menos usual, sin embargo en el estudio chileno lo hallaron con una frecuencia similar a la registrada en el apego evitativo (en que la madre, por diversos motivos, no toma en consideración las necesidades del hijo, así que el niño aprende a ser autosuficiente) y ambivalente (caracterizado porque la madre suele sobreproteger o subproteger al menor sin que medie la magnitud del evento o situación por la que se atraviesa, sino más bien el estado emocional de la mujer).

"De acuerdo a estudios realizados en el extranjero las madres que producen un apego desorganizado por lo general han sido víctimas de traumas y duelos no resueltos" señala el estudio.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV