Inicio > Niño > Convencerlo de usar el WC

Convencer al niño de usar el bañoConvencer al niño de usar el baño

Es importante que revises la frecuencia con que tu pequeño hace caquita porque muchos de los niños que no quieren defecar en el wc tuvieron problemas de estreñimiento.

Si tu hijo ya tiene dos años, es el momento de comenzar a sacar los pañales y de convencer al niño de usar el baño. Por lo mismo es importante que vigiles que las deposiciones de tu pequeño sean suaves y con forma, porque la caquita grande y dura o la muy pequeña con forma de bolitas, son signos de estreñimiento.

Si tu niño está haciendo heces suaves y con forma definida de manera rutinaria, pon atención para que sepas cuándo está haciendo caquita y, así, puedes identificar un horario -es decir si hace cada cierto par de horas- o bien, un patrón -si hace cada vez que come o toma leche por ejemplo- . Con esto te resultará más fácil convencerlo para que vaya al baño cada vez que se acerque la hora.

Una recomendación importante para lograr que acepte hacer en el baño es sentarlo varias veces al día en el wc, pero no necesariamente para defeque, sino sólo para acostumbrarlo a estar sentado en el wc. Cuando recién comienza a adaptarse para ir al baño, puedes sentarlo alrededor de doce veces al día, pero luego irás disminuyendo a medida que se acostumbre. Una muy buena opción para facilitar el proceso es usar un asiento para el inodoro, así se podrá sentar cómodo. Además, puedes regalarle un asiento que toque una suave música mientras está sentado, lo que será aún mejor.

Otro punto fundamental es que tu pequeño debe poder apoyar los pies con firmeza porque necesita estar y sentirse estable. En el caso de que esté usando una bacinica asegúrate de que la altura le permita poner adecuadamente sus pies en el suelo. En cambio si está utilizando un wc normal, puedes hacerle una especie de banquito que le permita apoyar los pies con confianza cada vez que vaya al baño.

Estreñimiento y ganas de ir al baño

Si en algún momento tu bebé sufrió de complicaciones para defecar o estreñimiento, es normal que ahora retenga sus heces porque guarda el mal recuerdo de defecaciones que le causaron dolor o algún tipo de molestia. Por lo mismo, llegó el momento de que intervengas cuidando la dieta de tu pequeño, privilegiando el consumo de fibra y controlando la ingesta de lácteos. Una regla general indica que la cantidad de gramos de fibra (que se puede ver en la mayoría de los envases de los alimentos) adecuada para un niño es su edad más cinco, es decir que si tu hijo tiene dos años, requiere ingerir siete gramos de fibra al día. Ten presente también que esta fibra es mejor distribuirla en las comidas del día y no toda de una vez.

Puede pasar bastante tiempo para que tu pequeño logre superar el haber hecho caquita con dolor, por lo mismo una razón recurrente para que los niños se hagan en sus pantalones o se nieguen a ir al baño es que temen sentir dolor y retienen la caquita hasta que ya no pueden más.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV