Conjuntivitis en niños (Incluye vídeo)

Las infecciones oculares son del tipo de afecciones molestas y doloras que deben ser atendidas a tiempo. Facemamá en esta oportunidad hablará sobre la conjuntivitis en los niños, para saber cómo tratarla y prevenirla.

La conjuntivitis es una infección en la membrana transparente que cubre la córnea y en la membrana que cubre la parte interior de los párpados.

Síntomas comunes:

Hay síntomas diferentes asociados a distintos tipos de conjuntivitis que varían de un niño a otro:

  • Enrojecimiento de la córnea.
  • Lagrimeo.
  • Secreciones en los ojos, en especial, de noche, lo que pega las pestañas.
  • Molestias oculares.

Causas de la conjuntivitis

  • Las bacterias y virus que provocan los resfriados y otras infecciones (como las de oído, senos nasales y el dolor de garganta) pueden provocar esta enfermedad, al igual que lo hacen las enfermedades de transmisión sexual como la clamidiosis y la gonorrea.
  • Tiende a darse también con mayor frecuencia en infantes que sufren reacciones alérgicas, como la fiebre del heno (rinitis alérgica); además, entre los desencadenantes de la conjuntivitis alérgica están el césped, el polen, la caspa animal y los ácaros del polvo.
  • Otros agentes de la conjuntivitis son las sustancias irritantes de productos químicos, como cloro, jabón, etc, al igual que contaminantes aéreos: humo y ciertos vapores.

Si notas que los ojos de tu bebé están enrojecidos y le pican pero no descargan fluidos, se puede tratar de una alergia o un virus. En caso de una secreción blanca o amarilla, puede tratarse de una infección bacteriana.

¿Cómo tratarla y prevenirla?

  1. Lava cada ojo con una solución salina: una cucharadita de té de sal en un vaso de agua. Seca la zona con un algodón limpio, desde el interior hacia afuera del ojo. Enséñale a tu hijo a no tocarse los ojos, para no irritarlos más y no contagiar a otros.
  2. Para prevenir esta infección enséñale al pequeño a lavarse las manos con agua tibia y jabón. Debes decirle que no comparta pañuelos, anteojos, toallas o similares con otras personas.
  3. Debes lavarte las manos cuidadosamente después de tocar el ojo infectado y desechar las gasas, bolitas de algodón u otros utensilios que uses. Lava las toallas, la ropa de cama y la ropa de tu bebe con agua caliente y separada de la del resto de la familia.
  4. Si ves que tu pequeño es vulnerable a las conjuntivitis alérgicas, preocúpate de que cuando haya mucho polen en el aire, mantengas bien cerradas las puertas y ventanas, y pasa la aspiradora para quietar el polvo y los ácaros de tu hogar.

Atención médica

El doctor observará el ojo atentamente, mediante el uso de gotas especiales para dilatar la córnea y examinar lesiones en la superficie ocular. Puede hacer un cultivo de las secreciones del ojo. Si se trata de una infección bacteriana el tratamiento será de gotas antibióticas o ungüento.

Generalmente tratará ambos ojos, aunque sólo uno esté afectado. Si la inflamación tiene origen alérgico, medicará gotas antiinflamatorias o antihistamínicas.

Dentro de 24 horas después de empezado el tratamiento, la conjuntivitis debería desaparecer o disminuir significativamente. En caso contrario o con el desarrollo de otros síntomas, como dolor de oído o fiebre, acude al médico para hacer el seguimiento.

Esta infección que no es seria pero sí muy contagiosa, usualmente no causa lesiones oculares ni problemas visuales a largo plazo.



Relacionados

bebe obeso
Te puede interesar:

Salud: ¿cómo combatir la obesidad de tus hijos?