Cómo criar a un niño introvertido

Cómo criar a un niño introvertido, ¿Qué padre no quiere que su hijo sea un niño feliz y bien adaptado? Hacemos nuestro mejor esfuerzo en ayudar a nuestros hijos a estar bien preparados para enfrentar la vida y ser exitosos. Leemos libros sobre crianza de los hijos para aprender las mejores estrategias para educar a nuestros hijos y pedimos consejo a nuestros amigos, familia e incluso a expertos en el tema. Sin embargo, algunas veces las sugerencias y consejos que recibimos no toman en cuenta el hecho de que algunos niños son introvertidos .

Los niños introvertidos a menudo son confundidos con niños tímidos, pero ser introvertido y ser tímido no son lo mismo . Los padres pueden ver que su hijo no parece socializar como la mayoría de los niños lo hacen. Su hijo puede preferir pasar el tiempo solo leyendo o en actividades individuales en lugar de buscar la compañía de otros niños. Al querer un hijo bien adaptado, estos padres pueden aplicar consejos que pueden ayudar a los niños tímidos a ser más sociables, pero no van a cambiar la naturaleza de un niño introvertido.

 Si tienes un hijo que crees que es introvertido, ¿Cuáles son las mejores maneras de ayudar a tu hijo?

Entender la introversión

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que entiende lo que significa ser introvertido. Entender lo que es ayudará mucho para saber cómo criar a un niño introvertido. Puede conocer más características comunes de los introvertidos para ayudarle a ver que algunos rasgos mostrados por su hijo son bastante normales en las personas introvertidas y que no hay nada de qué preocuparse. Por ejemplo, su hijo podría preferir pasar tiempo a solas en su habitación con la puerta cerrada y no compartir sus sentimientos con facilidad.

La gente con frecuencia se preocupa de que un niño que pasa tiempo solo y que no hable de sus sentimientos tenga algún tipo de trastorno emocional como depresión. Es verdad que tal comportamiento puede ser signo de depresión, pero en ese caso lo que buscamos son cambios en los patrones de comportamiento. La introversión no es una respuesta a las influencias externas; es un rasgo de la personalidad. En otras palabras, un niño sociable y expresivo que se vuelve retraído y callado no se convirtió en introvertido de repente.

Probablemente es la preocupación sobre el bienestar emocional lo que lleva a muchos padres (y maestros) a tratar de que el niño introvertido sea más abierto y socialice más con otros niños. Una lista de rasgos de los introvertidos es un buen punto de partida para empezar a entender la introversión, pero es sólo una forma de tener una idea general. Lo que queremos es una comprensión más profunda de lo que significa ser introvertido. Una descripción detallada de los rasgos de las personas introvertidas puede ser de mucha ayuda. Cuando se leen los detalles sobre su comportamiento social e interacción, sus emociones y su expresión verbal, se tendrá una mejor idea de lo que significa ser introvertido y tendrás una mejor comprensión de lo que implica criar a un niño introvertido.

Respete las preferencias de su hijo

Una vez que entienda mejor lo que significa ser introvertido, podrá reconocer mejor las preferencias de su hijo. Y una vez que reconozca las preferencias de su hijo, necesita respetarlas. Por ejemplo, las personas introvertidas tienden a tener (y necesitar) pocos amigos. Si usted ve que su hijo sólo tiene uno o dos amigos mientras que ve que otros niños tienen cinco o más, podría empezar a preocuparse e que su hijo tenga problemas para socializar. Puede ser que sienta que debe alentarlo a hacer más amigos, organice visitas de sus amigos a jugar e invite a muchos niños a su casa de una sola vez. Incluso podría tratar de hablar con su hijo para saber cuál es el problema.

Sin embargo, si entiende que los niños introvertidos son felices con sólo uno o dos amigos y que la falta de un grupo de amigos no necesariamente es una indicación de problemas para socializar, entonces puede sentirse más cómodo con las preferencias de su hijo. Forzarlo a pasar más tiempo del que él desea con otros niños y tratar de presionarlo para que establezca nuevas relaciones no va a hacerlo más extrovertido. Va a quitarle más energía y hacerlo más irritable (¡lo cual puede hacerlo pensar que usted tiene razón al creer que tiene problemas!). En lugar de eso, puede dejar que su hijo decida quiénes desea que sean sus amigos y cuánto tiempo desea pasar con ellos.

Acepte a su hijo

Aceptar a su hijo tal como es, le demuestra que lo ama. Piense sobre cómo podría sentirse su hijo mediante las respuestas a su comportamiento. Usted desea lo que es mejor para él, así que si usted observa que su hijo es más reservado de lo que cree que debería ser, es natural sentir que debería alentarlo a hacer más amigos y a pasar más tiempo con ellos. No obstante, si lo hace sentir que su comportamiento no es normal y que a usted le parece un problema, eso se traducirá para él de forma diferente a lo que usted desea. Puede empezar a pensar que hay algo malo con él y puede empezar a sentir que no lo ama debido a eso. De otra forma ¿por qué querría usted que él fuera algo que no es?

Debemos recordar que los niños superdotados pueden ser sensibles emocionalmente , de forma que lo que ellos sienten no siempre es lo que nosotros sentimos respecto a ellos. Los amamos, pero cuando tratamos de cambiarlos, podría parecerles que no nos agradan y pueden interpretar eso como que no los amamos. Necesitamos hacerles saber que nos agradan tanto como los amamos.

Apoye a su hijo

Cuando entienda la naturaleza introvertida de su hijo, puede notar que los otros pueden estar haciendo cosas que no son lo mejor para su hijo. Por ejemplo, un maestro puede decirle que su hijo tiene problemas para socializar porque no disfruta trabajar con otros estudiantes en actividades de grupo. Podría presionar a su hijo a participar de forma entusiasta. Esta es una situación difícil porque el trabajo en grupo se ha vuelto una parte integral de la educación. Usted quiere apoyar a su hijo, pero no desea tratar de convencerlo de que lo excuse de participar en tareas de grupo.

Lo que debe hacer es ayudar al maestro a entender por qué su hijo no disfruta las actividades de grupo de la forma que lo hacen otros niños. El punto es que entienda a su hijo y ayude a otros a entenderlo. Puede ser que los niños introvertidos nunca sean el alma de la fiesta, ¡pero aún así son personas realmente interesantes!

Relacionados



familia
Te puede interesar:

La importancia de escuchar a los hijos