Aprende a elegir el regalo de Navidad perfecto para los niños

La Navidad es una de los momentos más esperados por los pequeños de la casa, porque la fecha es sinónimo de regalos y de juguetes nuevos. Sin embargo, Santa Clous no sólo debe escoger el presente teniendo consideraciones como el precio o la moda, ya que un factor tanto o más importante es que cumpla el requisito de seguridad. En este articulo aprende a elegir el regalo de Navidad perfecto para los niños.

El próximo 24 de diciembre, en muchas casas se celebrará Nochebuena, fecha en la cual está la costumbre de reunirse en familia para cenar, intercambiar abrazos y, por cierto, regalar un presente a los niños, quienes con una tierna mirada o sonrisa demuestran su alegría y agradecimiento por este bonito gesto.

Pero previo a ello, escoger el mejor regalo para los más pequeños puede ser una tarea titánica. Lo importante es no dejarse deslumbrar por los juguetes de moda e informarse sobre cuáles son los más apropiados para cada niño, a fin de evitar riesgos innecesarios.

El jefe de carrera de Técnico de Nivel Superior en Prevención de Riesgos de la Universidad del Pacífico, Pedro Leal, señala que si decidimos entregar un obsequio, también debemos ser responsables al elegirlo. “Si se trata de un juguete, éste podría ser nocivo para la salud si no atendemos a las indicaciones y características que debiera traer dicho artículo como corresponde”, advierte.

En este punto, ¿cómo reconocer un juguete seguro y que no causará algún daño o accidente a nuestros niños?

“Al comprar un artículo a un infante de dos años, debemos hacerlo considerando la recomendación que trae explícita para ese rango etario, pues en el caso de un niño de ocho, las características e indicaciones de uso serán distintas por una serie de factores. Por ejemplo, que el juguete tenga piezas pequeñas y que puedan ser llevadas a la boca por el niño más chico, pudiendo provocar una asfixia. También hay que evitar adquirir un juguete excesivamente ruidoso, para evitar daños auditivos, sobre todo cuando hablamos de niños muy pequeños. Es importante además revisar otros agentes tóxicos, como los artículos que puedan poseer pinturas con plomo y que se sabe que son dañinos para la salud”, indica el profesional.

Por eso, el académico de la Universidad del Pacífico propone seguir unos pequeños consejos al momento de comprar regalos, para evitar pasar malos ratos. “Se sugiere comprar siempre en lugares establecidos, ya que éstos debieran cumplir con regulaciones sanitarias, al igual que el comercio formal, a quienes sí se le podría ejercer los derechos de la Ley del Consumidor. Por otro lado, todos los productos deben estar perfectamente rotulados y con sus descripciones en el idioma que maneja cada país, en este caso el español, indicando para qué rango de edad está previsto el juguete, sus debidas advertencias y con las instrucciones para el uso seguro del producto con el que finalmente jugarán nuestros niños”, detalla.

Sin embargo, Pedro Leal señala que por muchas recomendaciones que existan, son los padres los responsables en aplicarlas. “Debe existir una cultura preventiva y de seguridad, con la finalidad de educarse para evitar los riesgos. Por ejemplo, en juguetes que posean una cuerda y que pueda ser un peligro de estrangulamiento para los más infantes, o que el juguete tenga pilas sueltas que puedan provocar accidente de grandes consideraciones”, comenta.

Listado de juguetes sugeridos para cada rango de edad

Para que los padres y parientes puedan orientarse mejor, el jefe de carrera de Técnico Nivel Superior en Prevención de Riesgos de la Universidad del Pacífico, Pedro Leal, entrega un listado de juguetes seguros, que habitualmente son sugeridos por los especialistas según cada rango etario y con información que respalda la Guía Infantil:

  • De 0 a 6 meses: sonajeros, móviles de cuna, muñecos de goma, mordedores, alfombras con actividades, etc.
  • Entre 7 y 12 meses: se recomiendan pelotas, muñecos de trapo y juguetes sonoros, entre otros de similares características
  • Entre los 13 y 18 meses: cubos para encajar y apilar, andadores y jumping, pueden ser una buena alternativa.
  • De 19 a 24 meses: bicicletas, pizarras, pinturas e instrumentos musicales.
  • De 2 a 3 años: triciclos, bicicletas con rueditas, palas, cubos y rompecabezas.
  • De 3 a 5 años: se sugieren pizarras, magnetófonos, cuentos, marionetas y muñecos articulados.
  • De 6 a 8 años: juegos manuales, de preguntas y de experimentos, además de monopatines.
  • De 9 a 11 años: juegos de estrategia y reflexión, audiovisuales, electrónicos y experimentos y, finalmente.
  • De 12 años y más: cuando ya van construyendo su propia identidad, libros, música y videojuegos, por mencionar algunos.

Relacionados



papa e hija
Te puede interesar:

"Lo que jamás me dijeron de tener una hija", por un papá enamorado