Consejos para mantener tu cabello saludable (Incluye video)

Consejos para mantener tu cabello saludable

Es un ideal estético el desear que nuestro cabello se vea saludable. Por ello, Facemamá te da algunos consejos para tener el pelo con el que siempre has soñado, solo debes seguir estas recomendaciones según tu tipo de pelo.

 

Cabello Seco: Sin brillo y deshidratado.

  • Con la pulpa del aloe vera has una mascarilla licuándola con tres cucharadas de tu acondicionador. Úsala en el cuero cabelludo con masajes circulares. Colócate una gorra de plástico por unos 30 minutos. Enjuaga con abundante agua y lava con champú para pelo seco.
  • Cuídate del sol, al igual que del agua con mucho cloro.
  • Evita usar una temperatura muy alta en el secador, plancha u ondulador.

Cabello Graso: Apelmazado y con poco brillo.

  • Cepilla tu pelo solamente después de lavarlo o para desenredarlo.
  • Báñate con agua tibia, trata de que el cabello se seque por sus propios medios.
  • Al lavarte el pelo hazlo con masajes suaves, si es con demasiada fuerza podrías estimular las glándulas sebáceas.
  • Aplica en el cabello húmedo y limpio la mezcla de dos yemas de huevo con unas gotas de zumo de limón. Deja actuar unos minutos y enjuaga. Hazlo semanalmente.

Cabello con Frizz: Aspecto electrizado, encrespado o esponjado.

  • Antes del lavado, utiliza una mascarilla de aceite de macadamía que esté tibia, con el que masajearás tu cuero cabelludo hasta extenderlo a las puntas. Peinar el pelo de forma suave y masajear las puntas con este aceite. Cubrir todo el pelo con un plástico y una toalla. Esperar una hora como mínimo. Repetir esto semanalmente.
  • Lava tu pelo con un champú suave y con tratamiento con queratina líquida natural, que es hidratante, hiperprotéico y antioxidante. Enjuagar bien y aplicar una mascarilla capilar de colágeno hidrolizado o crema suavizante.

Cabello con Caspa: Comezón en el cuero cabelludo, con partículas blancas en tu pelo.

  • Usa aceites como el de árbol de té para eliminar el hongo de la caspa, por sus propiedades antifúngicas; y la lavanda para aliviar el picor en la piel, porque es antiséptica y reguladora de la caspa; al igual que la menta, que es antiséptica y refrescante.
  • Masajea tu cuero cabelludo con una pasta de la mezcla de un poco de bicarbonato de sodio con tu champú, y luego enjuágalo.
  • Lava tu pelo de forma frecuente.

Puntas Partidas: Seco y sin vida en puntas.

  • Aplícate de manera abundante en las puntas, dos cucharadas de aceite de oliva tibia. Deja que actúe toda la noche y al día siguiente lava tu pelo como de costumbre.
  • No uses peines de plástico, los cepillos de madera son los que te convienen.
  • Cuando te hagas una cola que no sea con elásticos, dañarán tu cabello.
  • Al usar tu acondicionador, déjalo actuar al menos 3 minutos y enjuágalo con agua fría.

Cabello Decolorado: Aspecto reseco y decolorado desigual.

  • No laves tu cabello diariamente, puesto que el champú lo seca aún más. Utiliza un producto muy suave para lavarlo con agua tibia y sólo cuando es necesario.
  • Cuando nades en piscina se aconseja el uso de un gorro que proteja.
  • Reduce el daño de la cutícula capilar, limitando el uso de onduladores, secadores y planchas.
  • Usa regularmente mascarás capilares y déjalas actuar mientras duermes. Enjuaga tu pelo en la mañana.
  • Cuando vayas a retocarte el color, sólo debes teñir las raíces. Puedes pintártelo por completo al pasar 35 días de tu último tinte.



Relacionados

Te puede interesar:

Fabulosos consejos que las abuelas dan para “conservar la juventud