Ingredientes naturales para la piel de las embarazadas

Ingredientes naturales para la piel de las embarazadas

Las mujeres estamos acostumbradas a utilizar cosméticos para mejorar algunos aspectos de nuestra piel, y mientras estamos embarazadas preferimos cuidarnos con los ingredientes de la naturaleza.

Se recomienda consultar al médico antes de comenzar a usar cualquier aceite o planta, porque en algunas personas pueden causar una reacción alérgica.

Existen regalos de la naturaleza que disminuyen los típicos trastornos físicos del embarazo:

Para las estrías: Las estrías se dan en el embarazo debido a que la piel necesita estirarse por el aumento de volumen en el abdomen.

Para prevenirlas o disminuirlas puedes aplicar:

  • Aceite de rosa mosqueta: Regenera los tejidos de la piel, proporciona elasticidad, nutre, hidrata, estimula el crecimiento celular, y ayuda a cicatrizar.
  • Centella asiática: Antiinflamatoria, devuelve elasticidad a los tejidos, refuerza la producción de colágeno que ayuda a que la piel se mantenga firme.
  • Aceite de jojoba: Penetra rápidamente la epidermis y actúa como regenerador.
  • Vitamina E: Cura cicatrices, ayuda a la regeneración natural de la piel, mejora la elasticidad y la microcirculación de la piel.

Para la celulitis: La celulitis aparece o aumenta durante el embarazo debido al cambio hormonal que se produce.

Para dejar a un lado la indeseada celulitis puedes usar:

  • Centella asiática: Desarrolla una nueva estructura en la piel en las zonas afectadas, mejora la nutrición celular y el rendimiento metabólico.
  • Vitamina C: Estimula la síntesis de colágeno y elastina, optimiza la elasticidad y firmeza de la piel.
  • Abedul: Favorece la eliminación de líquidos.

Tratamientos reafirmantes: Luego del embarazo la piel puede quedar flácida, con pérdida de elasticidad y poco tonificada.

Para cambiar el estado de la piel, la naturaleza te ofrece estos elementos:

  • Algas: Atioxidantes, aceleran la renovación celular, tienen nutrientes como el yodo, calcio, magnesio y vitaminas B y E.
  • Jalea real: Elimina las impurezas, retarda el proceso de envejecimiento de la piel y mejora la hidratación y elasticidad de los tejidos.
  • Germen de trigo: Ideal para el embarazo y la lactancia. Efecto alisante que mejora el aspecto de la piel.
  • Aceite de Emu: Hidrata, tensa y previene la flacidez de la piel.
  • Cítricos: Ayudan a controlar los niveles de grasa en la piel, limpian, refrescan y poseen antioxidantes que detienen el deterioro de los tejidos.

Para las manchas y acné: Esto se debe a los cambios hormonales que experimenta el organismo.

El acné durante el embarazo puede aumentar o mejorarse, mientras que las machas en algunos casos, son hereditarias y se producen por el aumento de melanina o pigmento que le da color a la piel.

Es importante recordar que estos tratamientos son solo para el uso cosmético, y no se deben ingerir.

  • Hamamelis: Astringente, desinflama la zona afectada en el caso del acné.
  • Aceite de almendras: Es neutro, suaviza e hidrata la piel y actúa como regenerador.
  • Baba de caracol: Nutre y regenera la piel disminuyendo las manchas, remueve impurezas.

Para las heridas del pezón: Son grietas lineales que se dan en la superficie de la piel y pueden ubicarse tanto en la punta como en la base del pezón. Pueden ser dolorosas por la sensibilidad que presentan por las succiones intensas y frecuentes que realiza del bebé, o por una incorrecta posición al amamantar.

Bajo supervisión médica, puedes usar algunas de estas recomendaciones:

  • Matico: Cicatrizante de heridas.
  • Caléndula: Ayuda a tratar las heridas y es antiinflamatoria.
  • Árnica: Es antiinflamatoria y analgésica.
  • Hígado de bacalao: Disminuye la inflamación, ayuda a mantener saludable la piel, y combate enfermedades que la afecten.


Relacionados

flores de Bach
Te puede interesar:

Flores de Bach: armonización del cuerpo y la mente