¿Dónde y cómo conservar la leche materna?

como conservar la leche materna

Dar leche materna a tu bebé le permite desarrollarse y crecer con los nutrientes necesarios, sobre todo durante sus seis primeros meses de vida. Por ello, es importante que sepas dónde y cómo conservar este preciado alimento. Pedro Barreda, pediatra explica cómo conservar la leche materna.

La conservación de la leche materna ha sido un tema recurrente en los últimos años, algunos señalan que es mejor conservarla en plástico, otros en envases de vidrio, específicamente porque utensilios de estas características logran conservar de manera óptima los beneficios de este tipo de leche.

¿Se puede conservar la leche en envases de vidrios?

El vidrio durante años, se ha mantenido en un lugar privilegiado en la conservación de la leche, ya sea materna o pasteurizada. Sin embargo, en el último tiempo y tras nuevas investigaciones, se señala que existen otro tipo de conservadores de leche como bolsas herméticas y envases plásticos.

El Pediatra Pedro Barreda, en entrevista con Facemama, señaló que la conservación de la leche materna se ve afectada si ésta se guarda en envases de vidrio, ya que el lácteo mantiene células vivas que tienden a adherirse a las paredes de éste material, provocando la perdida de componentes fundamentales para la alimentación del bebé.

¿Se puede conservar la leche en un envase de plástico?

Los envases de plástico pueden retener sustancias del producto o liberarlas en éste. Claro que con una temperatura de 5º C, la interacción envase- producto es mínima, pero se potencian durante el calentamiento. Los envases plásticos se pueden utilizar, aunque es importante que sean de uso alimentario, según acotó el especialista.

¿Cómo debe ser el envase?

Los recipientes para transportar y conservar la leche materna deben ser de fácil limpieza y con cierre hermético, ya sean vasijas reutilizables o bolsas desechables.

Consejos prácticos para la conservación de la leche materna:

  • Antes de proceder a la extracción de la leche, es necesario lavarse bien las manos.
  • Se puede recolectar leche de varias extracciones diferentes de un mismo día en un mismo envase. La leche de días distintos no se debe juntar.
  • Se debe utilizar la leche según la periodicidad de la extracción (de la más antigua a la más actual).
  • No se debe volver a congelar la leche materna una vez descongelada.
  • Para utilizar la leche congelada, ésta debe ser descongelada lentamente, cambiándola del congelador al refrigerador la noche anterior. Luego de todo este proceso, debe ser usada dentro de las próximas 24 horas.
  • Para entibiarla, hay que agitar el envase con la leche en agua caliente, no hirviendo.
  • Cuando se congela la leche la grasa se separa y se homogeniza al descongelarla, por lo tanto se debe agitar suavemente.


Relacionados

Amamantar crea vínculos espirituales entre el bebé y la madre.
Te puede interesar:

Importancia de la Lactancia Materna ¡Amamantar!