Inicio > Bebé > Higiene infantil > Técnica para dejar el pañal en tres días

pañales Técnica para dejar el pañal en 3 días

Muchos padres esperan con ansias el momento en que tienen que quitarles los pañales a sus hijos, pero este proceso puede convertirse rápidamente en una “lucha” o en algo muy largo y difícil. Aquí te entregamos una buena técnica.

 

A muchos padres les parece un sueño cuando les contamos que es posible sacarles los pañales a nuestros hijos en solo tres días o incluso en una tarde.

Ya no es una novedad y muchos expertos en niños y procesos evolutivos, han escrito numerosos libros sobre el tema. Han desarrollado un método veloz para quitar los pañales y enseñarle a los niños a usar el baño. Ahora te explicaremos una de esas técnicas que te permitirán quitarle los pañales en tres días paso a paso.

Primero que todo debes tener en cuenta que aunque tu hijo logre dejar los pañales rápidamente, esto no quiere decir que aprenderá a usar el baño de inmediato y perfectamente. El niño podrá dejar de usar los pañales, pero puede que de vez en cuando se haga pipí y necesitará tu apoyo para dejar de hacerlo poco a poco.

El niño debe desarrollar habilidades complementarias que se requieren para lograr ir al baño solo, como bajarse y subirse los pantalones, tirar la cadena, lavarse y secarse las manos; las cuales pueden tomar meses en incorporarse en la rutina del niño. Además, algunas de estas habilidades se alcanzan con el crecimiento del niño, por ejemplo bajarse y subirse los pantalones es más difícil para los más pequeñitos.

Es ideal pensar en estos “3 días” como una base sobre la cual inicia un proceso continuo, donde no existe un método “correcto o único” para sacar los pañales, sino que debes encontrar el que mejor se adapte a ti y a tu familia. 

1° día

Despierta a tu hijo por la mañana y recuérdale que desde hoy puede andar desnudo de la cintura para abajo. Así es que no lo vestirás ese día por completo. Deberán vigilar al niño durante todo el día, para saber cuándo le den ganas de hacer sus necesidades. Apenas empiece llévalo a la bacinica que tengas más cerca.

Durante todo el transcurso del día harás que todos en la familia coman snacks salados o alimentos con alto contenido de agua, y todos beberán mucho líquido para que tengan que ir al baño bien seguido.

Cuando tú o tu compañero, o alguien de la familia tenga que ir al baño, no te olvides de llevar a tu hijo contigo. Mostrándole cada vez cómo se bajan los pantalones y la ropa interior, se sientan en la taza del baño, hacen sus necesidades, tiran la cadena y se lavan las manos.

Cada vez que tu hijo haga pipí en la bacinica, aunque unas pocas gotas caigan dentro y el resto en el piso, debes celebrar esos logros. Haz el “baile de la bacinica”, aplaude, abrázalo y bésalo. Los expertos dicen que después de haber hecho entre 10 y 12 veces en la bacinica, los niños suelen usarla solos.

Si sucede un accidente, que el niño se haga encima, no le digas “no pasa nada”. Debes decirle con un tono levemente desaprobador “el pipí/la caca van en la bacinica” y debes ayudarlo a que él limpie poniendo tu mano sobre la de él. No debes retarlo o gritarle, debes evitar cualquier cosa que lo avergüence si tiene un accidente. Debes tener en cuenta que estos ocurrirán.

Cuando llega la hora de dormir la siesta o de ir a la cama en la noche, dile al niño que ha llegado el momento de ir al baño. No se lo preguntes, porque generalmente dicen que no tienen ganas de hacer nada. Ponle un pañal justo antes de que se quede dormido, salvo que pienses de que permanecerá seco.

2° día

Las instrucciones son las mismas que las del primer día, solo que hoy podrán salir a la calle todos juntos durante una hora en la tarde. Espera a que el niño haga pipí en la bacinica y luego salgan rápidamente.

La idea es que el niño asocie la ida al baño con la salida a la calle. Así podrás entrenar al niño para que haga voluntariamente pipí antes de salir de casa.

Cuando salgas a la calle, ponle a tu hijo unos pantalones sueltos sin nada debajo. No uses ropa interior, o ropa interior de entrenamiento, ni pañales. El objetivo de esta salida es que logres llegar a casa sin accidentes y sin usar la bacinica cuando están afuera. De todas maneras lleva contigo una muda de ropa por si no eres tan afortunada esta primera vez.

Los expertos recomiendan no salir tan lejos de casa, ni usar el auto. Aprovecha de salir a dar una vuelta por el vecindario, incluso una vuelta por la cuadra, o en un parque o una plaza que quede cerca de tu casa. Lleva contigo tu bacinica portátil en caso de que tu hijo te diga que tiene ganas de ir al baño, pero no sucede habitualmente en esa etapa.

3° día

Sigue las mismas instrucciones de los dos días anteriores. Pero hoy la familia puede salir a la calle una hora en la mañana y una hora en la tarde. No te olvides de que el niño debe usar el baño justo antes de salir de casa.

Recuerda de ponerle pantalones anchos y sueltos sin nada debajo cuando vayan a salir. Llévate la bacinica y la muda de ropa.

 

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV