Uso del andador: es o no aconsejable y por qué

Cuando eres padre siempre piensas en darle lo mejor a tu bebe para que desarrollen sus habilidades y capacidades psicomotoras, pero luego de transcurrir el tiempo y llega la hora de que tu hijo aprenda a caminar analizamos el uso del andador, si es o no aconsejable y porque.

Son muchos los padres los que piensan que sus hijos necesitan desplazarse con algo que los mantengan hasta que sean capaces moverse por sí mismos. Entre tantos artilugios podemos encontrar el andador, el cual es una especie de armazón con un asiento en el que él bebe se sienta o bien se pone de pie, tocando el suelo y con el que poco a poco empieza a desplazarse.

Hay padres en lo que expresan que a sus hijos les va bien con el andador y hay quienes dicen que no, ya que se les curvan las piernas o que les hace mal en la espalda, y por esta razón muchos padres se hace la pregunta si ¿el uso del andador, si es o no aconsejable y porque?

La razón principal por la que se desaconseja el uso del andador es porque puede provocar accidentes ya que los bebes empiezan a andar sin rumbo sin tener mucho sentido de lo que están haciendo, esto sucede normalmente cerca de los 12-14 meses,  sin embargo no es muy aconsejable darle un andador al bebe porque ya andan o están a punto de hacerlo por si solos.

El andador suele ofrecerse a los bebes de 7-10 meses ya que es la edad en que los bebes ya quieren estar todo el día de pie y hacer fuerza para levantarse y es aquí donde el padre piensan que el andador es la mejor opción para que sus hijos empiecen a desplazarse solos, sin embargo hay que tener muy en cuenta que no es lo recomendable, porque los bebes a esa edad no tienen noción de lo que hacen y pueden llegar a sitios peligrosos, tocar cosas, tirar de los manteles o incluso hacerse daño con objetos, que si no fuera por el andador no los conocerían.

Según la Asociación Española de Pediatría, e andador es la segunda causa de accidentes en niños que están en su segundo semestre de vida. Un estudio realizado en un hospital francés revelo que un gran porcentaje de niños con traumatismo craneal, visitados entre 2003 y 2005 habían sufrido un accidente con el andador.

El andador no enseña ni ayuda a caminar, por tal motivo no es aconsejable ya que además de peligroso, el andador tiene otro punto negativo, un estudio en Irlanda concluyo que los niños que usaban andador tenían más dificultades para desarrollar la marcha y otras actividades motrices, probablemente porque aprendían a caminar desarrollando algunos músculos, pero no otros que son los que les sirven para mantener el equilibrio.

Paralelamente a ello, no es aconsejable el andador por el motivo de que él bebe se acostumbra a estar siempre erguidos y se saltan la etapa de vivir en el suelo que es donde aprenden a reptar, gatear, girar y hacer docenas de movimientos por sí mismos, desarrollando así sus músculos de una forma armoniosa y aprendiendo a moverse a medida que conocen sus cuerpos y las sensaciones táctiles que el mismo les ofrece.

En conclusión el uso del andador, si es o no aconsejable y porque la repuesta seria que no es aconsejable, no porque le genere algún mal al bebe sino por los riesgos que el mismo conlleva, el andador no es un sitio en donde dejar al bebe mientras el adulto va hacer otra cosa, sino un lugar  en el que debe estar constantemente vigilado, de ser utilizado debe ser por un ratito al día, sin embargo si él bebe pasa mucho tiempo en él se estar perdiendo el elemento clave de su desarrollo psicomotor, el suelo.

 

Relacionados



niños en el pasto
Te puede interesar:

Estimula la actividad cerebral de tu hijo