Inicio > Estimulación Temprana > Fases de la estimulación temprana

Fases de la estimulaciónFases de la estimulación temprana

Existen distintas etapas por las que pasa el bebé cuando está siendo estimulado. Si eres capaz de reconocerlas podrás actuar de acuerdo a ellas.

El doctor T. Berry Brazelton, famoso pediatra de la Universidad de Harvard, describe el ritmo de interacción que se da al estimular al bebé:

  1. Iniciación: Algún suceso despierta o pone alerta al bebé. Puede ser un estímulo externo, como un sonido fuerte, o simplemente haberlo llamado suavemente. Una vez que lo escucha se orienta a sí mismo hacia la fuente del estímulo, voltea la mirada, la cara, la cabeza y eventualmente el cuerpo hacia lo que atrajo su atención, en su intento por acercarse.
  2. Atención: Sus ojos se agrandan, su abdomen se relaja y los dedos de las manos y pies se estiran hacia el estímulo. Pero, mientras pone atención alcanza sus límites, o capacidad de concentración. Después comenzara a mover sus brazos y piernas o a retorcerse.
  3. Aceleración: Al pasar el bebé esta etapa los movimientos del cuerpo se aceleran, y no pone atención al estímulo.
  4. Excitación: En esta etapa los movimientos del bebé añaden tal excitación sensorial que se encuentra totalmente distraído del foco del estímulo inicial.
  5. Retirada: Ya en este estado no tiene otra opción que estirarse. Puede hacerlo llorando, cerrando los ojos o volteando la cabeza hacia otro lado.
  6. Recuperación: Al bebé le toma de 10 a 20 segundos recuperarse de su estado de excitación, para volver a un estado de calma y atención.

Ten en cuenta que los bebés no siempre pasan por cada etapa de una manera predecible y segura. Algunas veces pasan por cada fase de una manera tan rápida que uno no se da cuenta cuándo paso del momento de atención al momento de retirada.

Algunos bebés se saltan una de las etapas descritas, otros se demoran en una etapa un largo tiempo. Cada bebé tiene su propio ritmo y la mayoría de ellos lo han establecido cuando tienen de seis a ocho semanas de nacido. El ritmo del bebé fluye como una ola.

Respuesta

La respuesta que se obtenga del bebé va de acuerdo al estímulo que se utilice, si le agrada o no y cómo lo aplicamos. A los pequeños les gustan los cambios graduales porque los movimientos bruscos o intempestivos los asustan.

La persona adulta es más adaptable a un bebé, por lo tanto hay que ser más sensible a sus estados y ser reciprocos con ellos.

Hay que tener presente que todos los niños son diferentes y se debe aprender a conocerlos, respetando, en todo momento, sus características individuales.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV