Estímulos para bebé de 1 mes

La estimulación temprana busca entregar herramientas a nuestros hijos para un mejor desarrollo físico, intelectual y social. Por eso te presentamos una lista de estímulos para bebé de 1 mes

A continuación,  conocerás algunas actividades para que puedas realizar con tu hijo de acuerdo a cada una de sus destrezas.

Ejercicio y organización de los reflejos.

Deglución (tragar)

  • Toque la lengua del bebé con su dedo o con el chupete. Cada vez que lo haga, el bebé chupará y tragará saliva.
  • Ponga sobre la lengua del bebé 1 o 2 gotas de agua o jugo de naranja (con un gotero o cucharita pequeña), para que el niño las pase.

Succión (chupar):

a esta edad el niño intenta chupar todo aquello que roce sus labios.

  • Toque con diferentes objetos (dedo, chupete, algodón, pañal) los labios del bebé, éste presentará el reflejo de succión (chupar).
  • Déle al bebé agua o jugo de naranja, utilizando una cucharita, pero colocando sólo la punta en los labios del bebé, para que él la lleve a la boca estirando los labios hacia adelante y succionando con más fuerza.
  • Déle al bebé agua en 2 biberones (el orificio del chupete de agujero mayor y luego cambia la mamadera. El bebé tendrá que realizar la succión con mayor fuerza para extraer el líquido del biberón.
  • Cuando esté alimentando al bebé con el pecho, oprima suavemente con la mano la región cercana al pezón, a intervalos más o menos regulares, para llevar al niño a succionar continuadamente. Proporciónele momentos de descanso.
  • Toque con el pezón la comisura izquierda de la boca del bebé, para que realice búsqueda. Una vez que el niño encuentre el pezón déjelo succionar algunas veces. Repita el ejercicio aprovechando los momentos en que el bebé pierde el pezón. Repita el ejercicio tocando la comisura derecha. Luego tocando el labio superior, inferior y las mejillas, alejándose cada vez más de los labios.


Mordida:

Para realizar las siguientes actividades, es conveniente buscar aquellos momentos en que el niño esté tranquilo, y sobre todo no tenga hambre.

  • Toque la encía del niño con el chupete o con el dedo para que él lo presione (mordida).
  • Coloque el chupete dentro de la boca del niño y muévale suavemente la mandíbula, abriéndola y cerrándola.
  •  Coloque el chupete en la boca del bebé y cuando lo aprisione, trate de quitárselo suavemente, para darle fuerza a su mordida.

Presión de objetos pequeños

  • Toque la palma de la mano del bebé para que éste agarre su dedo. Utilice otros objetos como el chupete, juguetes pequeños o sonajeros. Hágalo repetidas veces, cuando esté con él.

Parpadeo frente a cambios de intensidad de luz

  • Cuando tenga alzado al bebé, procure pasearlo por ambientes de diferentes intensidades luminosas. El niño parpadeará o cerrará los ojos al pasar de oscuridad a claridad.
  • Dentro de la alcoba, utilice una lámpara para el ejercicio anterior. Camine acercándose y alejándose de la lámpara.

Llorar cuando tiene hambre o está incómodo, y cesar cuando se le alza o acaricia

Un niño que recibe atención cuando la necesita, no pide atención cuando no la necesita.

  • Cuando el bebé llora atiéndalo; seguramente tendrá hambre o estará mojado.
  • Espere a que el bebé llore cuando tenga hambre. Entonces, atiéndalo rápidamente. No lo deje llorar pero tampoco lo despierte para alimentarlo.
  • Cuando el bebé esté seco, acabe de comer y llore, álcelo, consiéntalo, háblele, acarícielo, cántele, etc. Se calmará entonces.

Rechazar objetos poco satisfactorios (alimentación)

  • Cuando el bebé tenga hambre “engáñelo” dejando que chupe su dedo o la piel del seno y después el pezón. Poco a poco el niño rechazará aquello que no le brinde alimento.

Mirar objetos dentro de su campo visual

  • Cuando esté con el niño, procure colocarse frente a él y en constante actividad, para que el niño la mire.
  • Coloque objetos de colores fuertes sobre la cama del niño, para que los mire cuando esté despierto (móviles).
  •   Alce al niño y acérquelo al móvil, cuando el niño lo esté mirando, sóplelo, el movimiento y los colores fuertes atraen la vista del bebé.

Dirigir los ojos hacia la luz

  • Dentro de la alcoba, utilice una lámpara, Colocándola en sitios que estén al alcance de los ojos del niño y de los movimientos casuales que realice con su cabeza.
  • Cuando la alcoba esté oscura, prenda la lámpara ante el campo visual del niño, pero lejos de él, para que dirija su mirada hacia la luz.
  •  Si es posible, coloque la camita del bebé, de manera que él pueda mirar fácilmente hacia la ventana o la puerta, cuando despierte. Usted notará que el niño estará cada vez más tiempo mirando hacia los lugares donde hay más luz.

Realizar movimientos constantes con sus miembros

  • Vista al bebé cómodamente. No lo envuelva mucho, así le proporcionará libertad de movimientos a sus piernas y brazos.
  • Aproveche cuando le está cambiando el pañal al bebé, para dejarle las piernas al aire libre y en libertad de movimiento, toque y acaricie las piernas y los pies del bebé.
  • Aproveche el momento del baño para que el niño ejercite sus brazos y piernas. Tóquelos para provocar movimientos en ellos.

 

Relacionados



Te puede interesar:

Estimulación del bebé de 11 meses