Inicio > Niño > Enfermedades A - Z > Dolor de Garganta

Dolor de Garganta

Alerta máxima

Tu hijo no puede tragar.
No puede abrir bien la boca.
No puede respirar normalmente.

Síntomas comunes

  • El niño se queja de dolor de garganta.
  • La garganta está enrojecida al examinarla con luz.

Entre las enfermedades más frecuentes en los niños, están los dolores de garganta y, usualmente, no son causa de alarma. Las infecciones virales de la garganta y de las vías respiratorias superiores son las principales causantes de este mal. Solamente un 10% o menos es causado por una infección de la bacteria estreptococo.

Es importante que sepas identificar la causa si el dolor de garganta se acompaña de fiebre y/o dura más de un día. Las infecciones con estreptococos que no son tratadas pueden provocar fiebre reumática.

En casos normales, los dolores de garganta siguen su curso hasta que la infección viral desaparece por sí sola.

Existen varios tipos de dolor de garganta:

  • Viral: por lo general, acompaña al resfrío común y otras infecciones del aparato respiratorio superior. Puede presentar o no otros síntomas, como fiebre y/o tos. Su duración es entre 5 y 7 días
  • Escarlatina: se manifiesta con dolor de garganta, fiebre y un sarpullido característico de puntos rojizos ásperos y elevados en la base del cuello, las axilas y las ingles.
  • Tonsilitis o amigdalitis:las amígdalas se inflaman. El dolor de garganta es el síntoma más común. También las amígdalas se hinchan y enrojecen, apareciendo a veces puntos blancos o rojos.
  • Por estreptococo:es causada por esta bacteria y no suele aparecer en niños menores de 3 años. Además del dolor de garganta, puede causar fiebre alta, dolor de cabeza, vómitos e hinchazón de los nódulos linfáticos. Es potencialmente grave y requiere tratamiento con antibióticos.

Con respecto a la faringitis estreptocócica, es causada por unas bacterias denominadas Streptococcus del grupo A, siendo muy común entre niños y adolescentes. Los síntomas incluyen fiebre, dolor abdominal y enrojecimiento e inflamación de las amígdalas. Con el tratamiento antibiótico adecuado, junto con reposo y abundantes líquidos, tu hijo debería volver a la normalidad en pocos días.

¿Cómo se contagia? Generalmente, se contagia durante el curso escolar, cuando grupos grades de niños y adolescentes comparten espacios reducidos.

Las bacterias que provocan la faringitis estreptocócica se encuentran en las secreciones nasales y faríngeas de las personas infectadas, por lo que es muy fácil el contagio por medio de actividades normales como estornudar, toser o estrecharse las manos. Es importante, por tanto, que le enseñes a tu hijo la importancia de lavarse las manos.

¿En qué se diferencia la faringitis estreptocócica del dolor de garganta normal? La mayoría de los episodios de dolor de garganta están provocados por virus, remitiendo solos en algunos días. Ahora, si tu hijo presenta los siguientes síntomas durante unos 3 días, puede tratarse de faringitis estreptocócica:

  • Placas rojas y blancas en la garganta.
  • Dificultad para tragar.
  • Ganglios linfáticos del cuello inflamados, sensibles o dolorosos al tacto.
  • Amígdalas rojas e inflamadas.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en la parte inferior de la espalda.
  • Fiebre.
  • Malestar general, dolor de cuerpo
  • Pérdida del apetito y náuseas.
  • Erupciones cutáneas.

Lo que puedes hacer

Si tu bebé está irritado y parece tener dificultad para tragar, lo más probable es que le duela la garganta. Si esto durara más de un día y/o se acompañara de fiebre, acude al pediatra. Entretanto, procura que esté cómodo. Dale  bebidas suaves y tibias, como sopas, té con miel o chocolate caliente para aliviarle el dolor de garganta. Y puedes darle acetaminofeno para reducir la fiebre.

Lo que no hay que hacer

  • No le des aspirina si sufre de una infección viral. Podrías exponerlo al riesgo de contraer el síndrome de Reye.
  • Evita darle jugo de naranja o pomelo, limonada y otras bebidas cítricas, ya que pueden irritarle la garganta.

Lo que puede hacer el médico

Luego de un examen físico, el pediatra puede indicar un cultivo de garganta, extrayendo material del fondo de la garganta con un hisopo. Esto permitirá descubrir con rapidez probables estreptococos. Esta prueba ofrece resultados en sólo 5 minutos.

Por lo general, los médicos recetan antibióticos durante unos diez días para tratar la faringitis estreptocócica. Usualmente, durante las primeras 24 horas de tratamiento, bajará la fiebre y ya no será contagioso. Entre el segundo y el tercer día de tratamiento, los demás síntomas comenzarán a remitir.

En casos muy extraños de amigdalitis recurrente indicará la operación de las amígdalas, si bien muchos médicos se oponen a esto porque las amígdalas representan la primera línea de defensa contra bacterias invasoras y otros gérmenes.

Lo que sucede después

Si el dolor de garganta de tu pequeño es virósico, debes mantenerlo lo más cómodo posible hasta que desaparezca la infección. Es importante que, en caso de antibióticos recetados, se los tome en las dosis exactas. No interrumpas la medicación si el niño se siente mejor. El no completar el ciclo de tratamiento antibiótico recetado podría exponer a tu hijo a padecer otros problemas de salud como la fiebre reumática (la que puede provocar lesiones cardíacas permanentes), la escarlatina, infecciones sanguíneas o la enfermedad renal.

Para impedir que tu niño contagie a otros miembros de la familia, mantén sus cubiertos, platos y vasos separados de los del resto de la familia y lávalos con agua caliente y jabón después de cada uso. Asegúrate también de que tu bebé no comparta alimentos, bebidas, pañuelos ni toallas con otras personas. Enséñale a taparse la boca y la nariz al toser o estornudar.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV